El obispo de Bariloche, monseñor Juan José Chaparro, desmintió el jueves que el juzgado a cargo de la causa por la muerte del joven Rafael Nahuel haya intentado realizar el lunes un peritaje en la zona del Lago Mascardi donde se produjo el hecho y que haya sido frenado por un ataque a piedrazos de mapuches, tal como dijeron versiones periodísticas.

"No es como dicen algunos medios que se quiso hacer (el peritaje) y hubo piedrazos. Eso no existió y yo tengo la certeza de parte del mismo juez Gustavo Villanueva", afirmó el obispo en declaraciones a Radio Diez.

De esta forma, Chaparro se refirió a las versiones difundidas respecto de que funcionarios judiciales habrían intentado hacer el peritaje en los alrededores de la zona del Lago Mascardi -donde murió el joven Rafael Nahuel el sábado pasado tras un operativo de Prefectura- y fueron agredidos "con piedras" evitando su ingreso.

"Yo tengo la certeza, de parte del mismo juez, de que no se hizo, porque al escuchar esa noticia dije ’¿no me dijeron pese a que habíamos acordado como Iglesia que íbamos a ser convocados, y ellos (los mapuches) iban a permitir el ingreso siempre que fuera en forma pacífica?", relató.

Por eso, Chaparro agregó que fue "a preguntar" al juzgado y le "dijeron que esa inspección de la que hablaban (los medios) todavía no la había determinado el juez".

Asimismo, destacó que el conflicto con los mapuches, que derivó en la muerte de Rafael Nahuel, es producto de una "deuda y urgencia histórica" que si bien está contemplada en la Ley de Tierras para los Pueblos Originarios -prorrogada por cuatro años- "no se cumple".

"Hay una deuda y una urgencia histórica. Pedimos el cumplimiento (de la ley de tierras) porque en el fondo es una ley vacía si no se cumple", consideró el obispo de Bariloche sobre la norma que dispone la suspensión de los desalojos de tierras ocupadas por comunidades indígenas hasta que se realice un relevamiento de esos terrenos.

"Como Iglesia y desde la Pastoral Aborigen estamos diciendo que nos alegramos por la prórroga (de la norma), pero que también tiene que llevarse a cabo", insistió.

Por último, el obispo remarcó que la ocupación de los territorios donde se produjo la muerte de Rafael Nahuel "se basa en el pedido que hacen para dar lugar a una machi (imagen religiosa mapuche) que ha surgido en los últimos tiempos como hace años no ocurría”.
 

Fuente: Télam