El magistrado Gustavo Lleral ordenó que la autopsia, a realizarse el próximo viernes, esté a cargo de los peritos del Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema de Justicia junto con dos integrantes del Equipo Argentino de Antropología Forense, el especialista en antropología forense Carlos Somigliana y el médico forense Luis Bosio, y el perito papiloscópico de la Prefectura Naval Argentina Pedro Salas. La intervención del Equipo Argentino de Antropología Forense fue un pedido que hizo la fiscal Silvina Avila para "resguardar la cadena de custodia y reasegurar las medidas".

El juez le pidió a los especialistas que "determinen la identidad, la data, causal y modo de la muerte del cuerpo humano hallado". La data de la muerte es la estimación de cuánto tiempo lleva fallecida la persona. Lleral también le requirió a los médicos que aporten "cualquier otro dato de interés que estimen pertinente señalar los profesionales sindicados".

Los médicos fueron autorizados a realizar "la extracción de muestras genéticas". Una de ellas para el laboratorio genético del Equipo Argentino de Antropología Forense y otra para el Cuerpo Médico Forense.

El magistrado también ordenó medidas sobre cómo se debe registrar la autopsia. Dispuso que "sea filmada con audio a través de dos cámaras de video, una fija y otra móvil, como asimismo la extracción de placas fotográficas a través de una sola máquina de fotos del Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema de Justicia de la Nación". Y para evitar que se filtren fotos o videos del estudio el juez dispuso "la prohibición del ingreso de teléfonos celulares en el lugar de ejecución de la autopsia y durante la realización de la misma a todos aquellos que participen".

¿Qué pasará con los restos?

El director del laboratorio genético del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), Carlos Vullo, informó que, una vez que se realice la autopsia en Buenos Aires sobre el cuerpo encontrado el martes en el río Chubut, se extraerán muestras que serán enviadas a la ciudad de Córdoba para ser analizadas y determinar si corresponden a Santiago Maldonado.

En declaraciones formuladas a radio Universidad, Vullo explicó que determinar el perfil genético podría llevar "tres o cuatro días si la muestra corresponde a tejidos blandos" o "una semana a 15 días si las muestras son de tejidos duros, como huesos o dientes".

El profesional precisó que las muestras del cuerpo serán cotejadas con la de los familiares para determinan los perfiles géneticos. De esta manera, se establecen las probabilidades de parentesco y el resultado alcanzado es de "altísima certeza y concluyente", indicó Vullo. Asimismo, explicó que en la identificación de un cuerpo hay un trabajo “multidisciplinario sobre informaciones asociadas y evidencias”, de las cuales "la genética es una herramienta más".

El laboratorio que dirige Vullo, que está ubicado en el barrio Nueva Córdoba, trabaja desde el 2003 con el EAAF y tuvo una importante participación en la identificación de personas que fueron víctimas de la última dictadura cívico militar.

En el mismo laboratorio están siendo analizadas las muestras de los cuerpos de los soldados enterrados como NN en el cementerio de Darwin, en las Islas Malvinas, que fueron recolectadas por una misión del Comité Internacional de la Cruz Roja, cuyos resultados se esperan para fin de año.