La cárcel de Devoto será trasladada a Marcos Paz.

La Legislatura porteña aprobó el pasado jueves un convenio entre la Nación, la Ciudad de Buenos Aires y la Agencia de Administración de Bienes del Estado, que autoriza el traslado del Penal de Villa Devoto a la localidad bonaerense de Marcos Paz y la rezonificación del predio de la ex penitenciería.

El convenio, aprobado con 37 votos a favor, 5 en contra y 14 abstenciones.   tiene por objeto establecer acciones entre las partes destinadas a llevar a cabo la construcción de un nuevo complejo penitenciario, la desocupación de todos los servicios de la cárcel de Villa Devoto mediante su traslado, la rezonificación urbanística del predio y la venta del penal.

El texto de la iniciativa oficial lleva la firma del Jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta; el ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano; y el presidente de la Agencia de Administración de Bienes del Estado, Ramón María Lanús.

De esta manera, el convenio establece que se construirá un nuevo penal en el predio federal que se encuentra junto al Complejo Penitenciario de Marcos Paz.

Las obras comenzarán en agosto de este año y se prevé que estén finalizadas para 2020, cuando se llevará a cabo el traslado.

Asimismo, según informaron funcionarios del Poder Ejecutivo, el traslado de los reclusos demorará entre 60 y 90 días.

Al respecto de la iniciativa, el diputado oficialista de Vamos Juntos Jian Ping Yuan, dijo estar “muy orgulloso por tratar este proyecto. El traslado de la cárcel de Devoto responde a un reclamo histórico de más de 40 años de los vecinos de la Comuna 11”.

El legislador Fernando Vilardo (AyL), al hacer uso de la palabra informó: “Nosotros vamos a rechazar este proyecto, no porque no seamos sensibles a lo que es el reclamo histórico de los vecinos de Devoto y sus argumentos”. “Rechazamos en particular este proyecto porque nos parece que tiene un carácter profundamente inhumano; no se ocupa de los vínculos familiares de este traslado, ¿habrá transporte para los familiares que quieran visitar a los presos?; qué va a pasar con la futura educación de los presos?”, agregó.

"Además -añadió Vilardo- “Otro de los temas que nos preocupan es que la Cárcel de Devoto ha sido declarada sitio de la memoria por las aberrantes situaciones con la dictadura militar y otro aspecto es saber cuál es el uso que se hará con ese espacio que quedará en Villa Devoto, con grandes sospechas de negocios inmobiliarios”

A su turno, el diputado Marcelo Depierro (Mejor Ciudad) dijo: “Yo creo que nos tenemos que dar un amplio debate para los acuerdos, para los convenios entre la Nación y la Ciudad”

"Y, en este marco, no está especificado cuánto le va a costar a la Ciudad este traslado y cuánto quedará de deudas; creo que a futuro hay que exigir al Poder Ejecutivo cuáles son los compromisos que se asumen desde Nación, desde la Ciudad y desde esta Legislatura”, indicó. 

"Debemos ser cuidadosos con los recursos de la Nación y nos parece que no tener en cuenta cómo se moverán los recursos económicos hace una situación delicada para la economía local. Dicho esto, creo que el traslado de la cárcel es cerrar esta herida en Devoto, un barrio postergado y triste, y este traslado podrá poner en puesta en valor a este barrio. Y como vecino del barrio adelanto mi voto favorable al proyecto”, destacó.

Por su parte, la legisladora Paula Penacca, de Unidad Ciudadana (UC), sostuvo que “nosotros venimos denunciando que este tipo de convenio son un cheque en blanco para la Ciudad y la falta de muchísimas especificaciones del futuro de este lugar”

"Hace un anuncio rimbombante el jefe de gobierno (Horacio) Rodríguez Larreta para el marketing y en los papeles la realidad es otra: ¿cuál es la inversión?, ¿cual es el recupero de la Ciudad?, ¿hay un futuro gran negocio inmobiliario en Devoto? Estos aspectos tendríamos que tener en claro los legisladores en el convenio”.

Leandro Halperín (Suma +) consideró que "tenemos que discutir un todo y resolver qué se hace con los presos en la Ciudad. Y tenemos que saber que se hace con el futuro de los terrenos donde está hoy la cárcel. También está el derecho de los vecinos a no vivir más con una cárcel en la puerta de sus viviendas".