Tras la sentencia a prisión perpetua que tendrá que cumplir  Nahir Galarza, acusada de asesinar a su ex pareja,  Fernando Pastorizzo, el grupo Feministas Radicales Independientes de Argentina (F.R.I.A) marchó frente a la Casa de Entre Ríos en el centro porteño para pedir por la liberación de la joven de 19 años.

Entre varias actividades, hubo un espacio para la lectura y una joven de 19 años tomó la palabra y habló sobre "Una menos, que no fue", el texto en que defienden a Nahir y la muestran como una víctima de los medios y la sociedad, "usada como chivo expiatorio"  y al "patriarcado" de intentar "callarlas".