Un hombre se arrodilló frente a la reja de entrada de la Casa Rosada y se puso a rezar. Su acto fue filmado y rápidamente se viralizó por las redes sociales.

"Viven cortando las calles, viven cortando todo. Toma el control de sus vidas padre", pide el hombre. 

 

Con la palmas de sus manos también apoyadas en el asfalto, una mochila y un libro, el orador cierra su súplica diciendo: "Ilumínanos señor".