Por Matías Resano
mresano@cronica.com.ar

"Me lo arrancó de cuajo, lo aisló y lo tiene como un rehén", reflejó, con marcada desesperación, Vanina Ciciliani, quien desde hace más de un mes no tiene contacto alguno con su hijo. La mujer oriunda de la localidad bonaerense de Ramos Mejía acusa de semejante impedimento a su ex pareja y a las autoridades judiciales que intervienen en la causa por la tenencia del menor. Puesto que, por una medida cautelar desencadenada por "una falsa denuncia de violencia", aseguró Ciciliani, al hombre le otorgaron la guarda del niño, pero a su vez establecieron un régimen de visitas que aquél incumple. Por lo tanto, la progenitora exige la destitución de los jueces en la investigación y la restitución del menor.

"Lo crié yo sola, porque el papá me abandonó a los cinco meses de embarazo, pero once años después me hace una falsa denuncia, argumentando que yo le pegaba y, por una medida cautelar, me sacan al nene", relató la desconsolada madre a Crónica. La disputa judicial se lleva a cabo en el Juzgado N° 6 de La Matanza, al cual la damnificada imputa de sucesivas irregularidades, como "desaparecen los expedientes, no convocan a una audiencia a mis testigos y, además, no tienen justificativo para que me saquen al nene por una medida cautelar, producto de una falsa denuncia".

El calvario de Viviana se inició hace 45 días, dado que desde entonces no goza de comunicación con el pequeño, por obra de un incumplimiento del progenitor, identificado como Gustavo Ferrer, al desestimar las resoluciones de las autoridades. Al respecto, la mujer detalló que "los jueces ordenaron un régimen de visitas los miércoles y los fines de semana, pero tampoco lo acepta". Por esta razón, con profunda angustia, Viviana consideró que "me estoy enloqueciendo, siento que me falta un brazo". Una desesperación que se agudiza por la preocupación por el estado psicológico de su hijo, porque la propia madre reflejó que "lo llevé a una psicóloga porque lo veía alterado cada vez que regresaba de la casa del papá. La doctora me dijo que necesitaba un tratamiento urgente porque el padre lo manipulaba. Además, está en peligro porque lo cuidan terceros, ya que él no está en todo el día".

En consecuencia, ante semejante odisea, Ciciliani concurre diariamente a los tribunales de San Justo en busca de respuestas satisfactorias, denunciando a los responsables de la causa como asimismo elevó en las últimas horas una demanda por impedimento de contacto, puesto que "están aislando a una criatura de su mamá", consideró la progenitora.