El jefe de Gabinete, Marcos Peña, entregó un informe confidencial de la Armada Argentina con coordenadas que indicarían que el ARA San Juan pudo haber estado a pocos kilómetros del archipiélago.

Peña respondió a la pregunta 456 del informe 108, que envió a la Cámara de Diputados esta semana, que el objetivo primario del  ARA San Juan “era la localización, identificación, registro fotográfico/fílmico de buques frigoríficos, logísticos,  petroleros, buques de investigación de otras banderas, etc., que se encontraran realizando alijo con un buque pesquero”

El funcionario agregó: “Como objetivos materiales secundarios de esta actividad se establecieron buques y aeronaves que operan desde las Islas Malvinas. Ello con el propósito de verificar el cumplimento de los convenios suscriptos por ambos países, en cuanto a la obligación de informar los movimientos de unidades en  zonas particulares”.

La Armada y el ministro de Defensa, Oscar Aguad habían negado que el submarino estuviera monitoreando las embarcaciones y  aeronaves de Malvinas.

Según publicó el diario La Nación, en ese informe de 8 páginas  fechado octubre de 2017, al final de la última foja aparece una enmienda manuscrita que lleva la firma del Capitán de Fragata,  Hugo Miguel Correa, Jefe de Operaciones y Guerra Acústica del Comando de la Fuerza de Submarinos de la Armada. 

Allí modificaba una de las cinco Áreas de Operaciones del ARA  San Juan y que bautizaron como Alejandra, las otras cuatro zonas se llamaban: Alessia, Esperanza, Milagros y Juliana.

Si se busca en un mapa una de las dos coordenadas manuscritas, 52ø 00 S 57ø 57  W, el lugar indicado para que opere el submarino es la costa de la isla Soledad, en Malvinas, cerca de Puerto Argentino.  

Cuando se ingresa la otra: 52ø 20  S 57ø 57  W, la ubicación del ARA San Juan es a unos 30 kilómetros, siempre en las cercanías de las Islas Malvinas.