La Armada Argentina confirmó el lunes que el submarino San Juan comunicó un principio de avería en una batería antes de perder contacto el último miércoles, lo que lo obligó a cambiar el rumbo y dirigirse directamente hacia Mar del Plata.

El capitán de navío Gabriel Galeazzi contó que el miércoles se informó "ese principio de avería", por lo que se inició "todo este sistema”, y se le indicó al buque “cambiar la derrota" y se lo puso rumbo a Mar del Plata

"Se comunicó un problema de un cortocircuito que había en la batería", detalló el marino en el primer parte del día ofrecido en la Base Naval marplatense. Galeazzi dijo que “el buque salió a superficie y de ahí comunicó esta avería que había tenido, por eso el Comando de la Fuerza de Submarinos, que era su control en tierra, le dice que cambie la derrota y que venga para Mar del Plata”.

Asimismo, confirmó que las comunicaciones satelitales sobre las que había informado el Ministerio de Defensa “no eran del submarino”, luego de un “análisis detallado de todos las unidades que usan ese tipo de comunicación”.

"Evidentemente ha sido una información que ha afectado a las familias, porque uno siempre tiene esa esperanza de que haya un dato más”, aseguró.