Las demoras en los accesos para ingresar a la ciudad de Buenos Aires persistían este jueves en la primera jornada de funcionamiento de los carriles exclusivos para transporte de pasajeros y de carga para facilitar el paso de personal de sanidad y seguridad, en medio de las restricciones de circulación que buscan mitigar la propagación del coronavirus.

Desde de las 6 ya se producían demoras de 40 minutos en el ingreso al Puente Alsina para cruzar hacia el área metropolitana, y se encontraba congestionado el peaje de Dock Sud de la autopista La Plata - Buenos Aires mano a la salida de la avenida Ingeniero Huergo, en la zona de Puerto Madero, debido a los estrictos controles vehiculares.


Las demoras llegaban a más de una hora para ingresar al Puente Pueyrredón desde los municipios bonaerenses de Lanús y Avellaneda, con filas de vehículos que alcanzaban los 3 kilómetros.

En la autopista Panamericana, donde están los controles de los peajes troncales de los ramales Tigre, Pilar y Campana el paso se hacia lento con largas filas de rodados, una situación idéntica a la que se producía en la autopista del Oeste, en la zona de Ituzaingó.


Además, se transitaba en forma lenta por la avenida General Paz con congestión en las salidas a las avenidas San Martín, Cabildo, Rivadavia y Eva Perón, al igual que en la autopista Riccheri desde Peaje Mercado Central hacia la autopista Dellepiane.

El gobierno porteño decidió ayer disponer carriles exclusivos de acceso a la Capital Federal para los 250 mil trabajadores de la salud, seguridad y abastecimiento autorizados a circular luego de las demoras registradas ayer en los puestos de controles viales que buscan garantizar el cumplimiento del aislamiento social, obligatorio y preventivo para mitigar el avance de la pandemia de coronavirus.

Así te lo contó Crónica HD