Por Fernando Costoya 
@fecostoya 

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires hay, según cifras del Ministerio de Salud porteño, unos 43.000 partos anuales, de los cuales el 60% es atendido por licenciadas en obstetricia. Sin embargo, la actividad de las parteras, ya sea en hospitales públicos, privados o en domicilio, se rige por una ley promulgada en 1967 (17.132), que no respeta ni la capacidad ni las incumbencias que una partera tiene en la actualidad.

Por este motivo, exigen una ley que avale y regule la labor cotidiana de las obstétricas. “La ley 17.132 es una ley muy antigua, no representa ni el veinte por ciento de lo que hacemos en la actualidad. Tiene decretos incompatibles y estipula cosas que no existen más”, asegura en diálogo con Crónica Silvia Corso, miembro de la Asociación Argentina de Parteras Independiente (AAPI).

En la medida que la ley no se ajusta a lo que hacemos, decimos que estamos trabajando en la clandestinidad”, agrega. “Necesitamos una ley acorde a la capacidad e incumbencias que tiene una licenciada en obstetricia en la actualidad. Con todas las actualizaciones que tuvo la currícula de la carrera; con la incorporación de nueva tecnología y con el cambio de los parámetros de asistencia, las parteras necesitamos un nuevo marco regulatorio para nuestra actividad”, remarca Corso, obstétrica recibida en la UBA.

La legislación vigente, concebida hace medio siglo, considera a la obstétrica como una “colaboradora” del médico. Pero además prohibe prácticas que en los hechos son llevadas a cabo por las parteras. “En Capital, una obstétrica no puede recetarle un medicamento a una mujer porque la ley no lo permite. O, por ejemplo, puede realizar una episiotomía pero no puede suturar”, puntualiza la directiva de AAPI.

Un dato a tener en cuenta es que, según Corso, los partos atendidos por las obstétricas mejoran las estadísticas de mortalidad materno-infantil, y disminuyen la tasa de cesáreas. En este contexto, junto a organizaciones como el Colegio de Obstétricas de la Provincia de Buenos Aires y el Observatorio de Violencia Obstétrica, desde AAPI convocan a una jornada “por la legitimación del trabajo de las parteras” el próximo viernes en la Legislatura porteña y para impulsar el proyecto de ley 1883/17.

“La idea es promocionar el proyecto de ley. Ya entró en la Legislatura, pero falta tratar en la Comisión de Salud y aprobarlo”, completa. El proyecto fue presentado por el legislador Pablo Ferreyra (FPV), pero cuenta con el apoyo de los distintos bloques.