En medio de la cuarentena obligatoria que rige a lo largo y ancho de todo país, hubo lugar para la empatía y el profesionalismo de un efectivo de las fuerzas de seguridad.

Un policía héroe de la Ciudad de Buenos Aires, que se encontraba realizando controles vehiculares a causa del coronavirus, asistió a una pareja que se dirigía a una guardia, debido a que su bebé, de apenas dos meses, que había ingerido shampoo.

El emocionante episodio tuvo lugar en el cruce de las avenidas Eva Perón y General Paz, el limite entre los barrios de Mataderos y Villa Lugano. Una mujer, que viajaba a bordo de una camioneta Ford Ecosport junto a su esposo e hijo, le pidió ayuda a los uniformados apostados en el lugar para que asistieran a la criatura, quien había tomado de una botella de un producto para cabello y casi no presentaba signos vitales.

Uno de los agentes de seguridad, experto en emergencias médicas, le realizó maniobras de reanimación al menor, hasta que este volvió a reaccionar.

Cordón policial dispuesto por los efectivos.

Una vez estabilizado procedieron a realizar un cordón sanitario con la colaboración de móvil Jurisdiccional de la Comuna 8 y escoltaron a ambos al Hospital Cecilia Grierson, donde remarcaron que el chico estaba en perfectas condiciones de salud.