En apenas pocos segundos, una familia fue testigo de la destrucción de su casa por un incendio. Un matrimonio, cuatro niños y dos mujeres quedaron en la calle producto del siniestro que comenzó cerca de las 8.30 de la mañana del lunes. El hecho ocurrió en Guernica, donde un cortocircuito provocó las llamas que calcinaron la casilla de madera, que contaba con dos habitaciones y un comedor.

En el momento en que ocurrió este incidente, que no dejó personas heridas ni víctimas fatales, se encontraban en el interior del hogar Cristian, el papá de los niños, y la abuela de ellos, María. "Estábamos durmiendo y los nenes, por suerte, estaban en otra casita. Nos dio tiempo a salir, pero no pudimos sacar nada. Perdimos absolutamente todo", relató la mujer, quien a su vez explicó que el fuego "lo apagaron entre los vecinos" gracias al agua que había en una pileta de lona.

Por su parte, Mauricio, primo de la familia, le comentó a este medio que "los bomberos llegaron después, todo se consumió muy rápido, ya no quedaba nada". Si bien no hubo heridos, María debió ser trasladada a un hospital cercano por una crisis nerviosa. "En la desesperación de pensar que había alguien adentro, agarré una manguera, pero me quedé sin agua", relató la mujer, aún conmovida por lo sucedido en esta casa que tenía 70 metros cuadrados.

En tanto, Mauricio, que está ayudando a su familia junto con un gran número de vecinos, contó que la casilla estaba ubicada en "una zona rural, muy humilde" de Guernica y que el incendio también afectó a la casa lindera, a la cual "se le destruyó el tanque de agua, que se deshizo como si fuera de papel".

Por la tarde, colaboraron entre todos los vecinos para limpiar los restos de la casa y tratar de rescatar algo, entre los escombros. "Fue una pérdida absoluta. Se quemó íntegra la casa", aseguró el hombre.

Necesitan ayuda
En la casilla vivían un matrimonio, Cristian Gaspar y Yanina Torres, junto con sus cuatro hijos de 2, 5, 9 y 12 años, además de la hermana y la madre del hombre. Todos se quedaron en la calle. "Estamos bien, pero no tenemos nada, ni heladera, ni ropa, ni zapatillas. Nada", resaltó María, quien agregó que aún no tenían definido donde se instalarán los próximos días. Para ayudar con donaciones, el número de celular de la mujer es 1166550997.