Por Conrado Moreno
@conramoreno

En diciembre del año pasado, Crónica entrevistó a Gerónimo Cabrera, un joven emprendedor de Banfield que, junto con su papá, comenzó a fabricar prótesis con una impresora 3D para ayudar a todo aquel que necesitara una y no pudiera acceder a ella.

El proyecto creció sin escala y, tras esos primeros meses de arduo trabajo y superación, el dúo fue recibido por el Papa en el Vaticano, en el marco de la audiencia del miércoles pasado.

“Llegar hasta acá significa algo increíble para nosotros. Es la primera vez que el Papa recibe y apoya un proyecto así, y nos enorgullece saber que nosotros somos los primeros”, contó Gerónimo, quien pudo llegar a Francisco tras ayudar a un hermano franciscano: “Le habíamos hecho una mano a un franciscano de Corrientes, quien le mandó una carta al Papa contándole nuestro trabajo y la ayuda que le dimos.El Papa le respondió y ahí empezamos a soñar con el encuentro. Después, un conocido de Mendoza también le escribió y recibimos la invitación al Vaticano.

Gerónimo, junto a su papá Guillermo mantuvieron una reunión con el Santo Padre, en la que hablaron sobre el proyecto “Te doy una mano” y los planes a futuro.

"Le dejamos una carpeta con información y fotos de la gente a la que ayudamos y le contamos cómo trabajamos. Le encantó todo y nos bendijo, además de que nos alentó a que sigamos adelante. Fue un momento muy emotivo, es único estar ahí y recibir su bendición. Ahora estamos más que motivados para ayudar a personas de todo el mundo”, remarcó el joven en diálogo con Crónica.

En mayo del año pasado, el adolescente le pidió a su papá una impresora 3D para fabricar spinners, los juguetes que estaban de moda en ese entonces.

Sin embargo, Gerónimo decidió utilizar esta máquina para imprimir prótesis de manos y brazos y, así, ayudar a todo aquel que lo necesite. “Mi papá me pidió que investigue si se podían hacer prótesis con estas impresoras y, si bien eran muy complicadas, me alentó a que lo intente”, contó el chico, quien ahora lidera el proyecto ‘Te doy una mano’ y, además de ayudar en Argentina, también lo hace en México y El Congo.

“Después del encuentro con el Papa estoy decidido a ayudar a todo el mundo”, confesó el joven. “Nos mandan mensajes por nuestra página de Facebook ‘Te doy una mano’, entonces yo les pido fotos del problema que tienen, porque cada uno necesita una mano distinta. Después, les mando un formulario y ellos eligen el diseño”, explicó Gerónimo.

“Nosotros no pedimos dinero, no pedimos donaciones, no pedimos nada. Solamente necesitamos que se difunda de lo que hacemos para poder seguir ayudando a todo aquel que lo necesite. A mi me pagan las cientos de sonrisas que pudimos dibujar en las caras de las personas que reciben nuestras manos” concluyó.

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos