Una amenaza de bomba obligó a evacuar las dependencias de la Cámara de Diputados de la Nación, cerca de las 11.20. Tras la requisa de personal de la brigada antiexplosivos de la Policía Federal se comprobó que se había tratado de una falsa alarma.

Fuentes policiales informaron a Télam que la amenaza de bomba fue "en la biblioteca del Congreso" y que "trabajó en el lugar personal de explosivos de la Policía Federal".

La advertencia sobre la colocación de un artefacto explosivo fue realizada a través de un llamado anónimo, tras lo cual se activó el protocolo de alerta por amenaza de bomba.
 
Poco después, arribó al edificio un grupo de la división anti-explosivos, con perros detectores de bombas que requisaron todas las dependencias de la cámara baja y comprobaron que se trataba de una falsa alarma.

Los agentes de la Policía Federal revisaron el recinto y los principales salones del Palacio y, tras dar negativo el operativo, los trabajadores que por orden de las fuerzas de seguridad permanecían en la Plaza Congreso retornaron al Palacio.

Según pudo averiguar Cronica.com.ar, el hecho ocurrió en momentos en que el ex combatiente Ramón Garcés presentaba un proyecto de ley para llevar las Malvinas al Mundial de Rusia.