Gran susto. El que vivieron decenas de pasajeros.

Debido a un principio de incendio originado en la línea C del subterráneos, personal de bomberos evacuó a los pasajeros que viajaban en las formaciones. 

La emergencia se produjo en la céntrica estación Avenida de Mayo y ocasionó el cierre de la misma, al igual que la estación Lima de la línea A, ya que ambas están conectadas.


Los primeros indicios señalaban que el siniestro, que no habría ocasionado daños personales, se produjo por un material incandescente arrojado por las bocas del subte desde los puestos de comida de la calle. 

Bomberos, Policía y personal del SAME trabajaron en el lugar.

El gobierno de la Ciudad informó que el servicio tuvo que ser interrumpido.