Al menos 13 vuelos que operaban en el Aeroparque Jorge Newbery fueron cancelados esta mañana y una veintena sufría importantes demoras como consecuencia de un desperfecto en una de las antenas del sistema de aterrizaje por instrumentos, informaron fuentes aeroportuarias, que aseguraron que el problema "está solucionado" y la situación "tiende a normalizarse".

De acuerdo a lo indicado por fuentes de la Empresa Argentina de Navegación Aérea (EANA), las complicaciones se iniciaron poco antes de las 5 de esta mañana, cuando se detectó "un daño físico en una de las antenas del ILS (Instrument Landing System), el sistema de ayuda a la aproximación y el aterrizaje establecido por la Organización de Aviación Civil Internacional".

Técnicos de EANA trabajaron en el lugar para reemplazar componentes y restablecer el instrumental, que quedó reparado poco después de las 10.30.

Hasta ese momento, y "debido a que las condiciones meteorológicas eran de baja visibilidad, 13 aterrizajes debieron ser derivados al aeropuerto de Ezeiza, lo que provocó que otros 13 vuelos que debían partir desde Aeroparque fueran cancelados y 20 sufrieran demoras de significación", detallaron.

Las fuentes señalaron que para la tarde "la actividad habrá recuperado su ritmo normal", aunque advirtieron que el denominado “efecto dominó” hará que las demoras "se sucedan hasta el final de la jornada, afectando a un importante número de pasajeros, teniendo en cuenta el fin de semana largo".