En comparación interanual, la Canasta Básica Total aumentó, según el Indec, un 34%. El organismo informó que en julio una familia tipo precisó un ingreso mensual de $20.134,07 para no ser pobre. Asimismo, el comunicado especificó que para afrontar los costos de la canasta de alimentos se necesitó $8.118,57 mensuales.

La variación mensual de la Canasta Básica Alimentaria (CBA) delimita la línea de indigencia y en julio fue de 3,5% respecto del mes anterior, mientras que la de la CBT se ubicó en un 2,7%. El Indec también analizó en su trabajo cuál fue el ingreso que debió tener un hogar de tres miembros en el Gran Buenos Aires e informó que para no ser considerado pobre, tuvo que contar con $16.029,06.

A su vez, para no ser categorizado como indigente, tuvo que contar con una entrada de al menos $6.463,33.