Un alerta por lluvias y tormentas  fue emitido este lunes por el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) para el este y centro de Mendoza, San Luis, este de  Chaco y Formosa, sur de Misiones, Corrientes y el norte y centro de Entre Ríos y Santa Fe.

Sobre las áreas mencionadas ya se están registrando precipitaciones, y se espera que en las próximas horas estos fenómenos afecten toda la región, pudiendo ser algunos localmente intensos, acompañados de fuerte actividad eléctrica, ráfagas, ocasional caída de granizo y abundantes lluvias en cortos períodos de tiempo. 

El SMN también reportó que estas condiciones climáticas tenderán a mejorar durante el transcurso del próximo martes.

Tras las precipitaciones registradas, más de 60 familias de la localidad correntina de Itatí y parajes aledaños fueron afectadas por inundaciones tras más de 200 milímetros caída en 24 horas, y la situación podría agravarse. 

Respecto a los hogares que sufrieron el temporal, 35 en el paraje Palmira, 20 en Itatí y Yacareí, 2 en Guayú, y que 8 son las que están alojadas en el centro de evacuados instalado en la capilla de paraje Palmira.

Formosa

Aquí, las precipitaciones provocaron que el río Paraguay continúe creciendo y se ubique actualmente en la ribera de la capital provincial en 9,24 metros de altura y en Puerto Pilcomayo en 7,74, en ambas riberas se superó la etapa de evacuación para 23 familias y hay otros miles de formoseños afectados.

En la capital provincial ya hay unas 23 familias hospedadas en el Polideportivo Policial, que funciona como centro de evacuados, y un centenar de familias que viven en la orilla del río por fuera del anillo de contención se autoevacuaron en casas de familiares.

En tanto que en la fronteriza Clorinda, más de 400 familias continúan en las casillas que la comuna de esa ciudad armó a la vera de la ruta 11 en el acceso a Puerto Pilcomayo, también allí son asistidas una misma cantidad de familias de las localidades de Itá Enramada, Nanawa y la compañía Beterete Cué, del vecino país de Paraguay.

Fuentes oficiales reportaron que también se asistió "más de 160 pequeños productores de la región central de la provincia que fueron afectados por los desbordes de riachos por las intensas precipitaciones, y que se les proveyó -en total- más de 30 mil kilos de alimento balanceado, unas 27 toneladas para el ganado bovino y lo restante para equinos".

También informaron que se "aporta pastura y forraje como semillas de algodón para la hacienda a productores del oeste provincial afectados por el exceso hídrico".

Con respecto a la perspectiva meteorológica en la Cuenca Paraná-Paraguay, para la semana del 20 al 27 de mayo, "se espera la concentración de lluvias sobre Misiones, norte de Corrientes y este de Formosa, los aportes de agua-lluvia caída impacta de modo directo en la cuenca este del río Paraguay. Los aportes de agua superarían los 60 mm", según informa el Instituto Nacional del Agua.