La empresa aérea low cost Flybondi tuvo su segundo desperfecto en menos de dos semanas. Al aterrizaje de emergencia vivido la semana pasada se sumó un insólito episodio: la firma despachó el equipaje por camión en un vuelo de Bariloche a Córdoba. El episodio ocurrió el pasado sábado, cuando los pasajeros que descendieron en Córdoba se dieron cuenta de que faltaban los equipajes.

"Tuvimos en Bariloche una combinación de alta temperatura con menor presión atmosférica, lo que redujo en 7.000 kilos el peso máximo con el que podía despegar nuestro avión", informó la empresa. Flybondi, que entregó el equipaje de los pasajeros en las últimas horas, detalló que "teníamos 160 pasajeros chequeados con 140 piezas de equipaje, y al calcular los pesos totales teníamos mas de 11.000 kilos en pasajeros y 1.800 kilos en equipaje, lo que sumaba más de la capacidad disponible, por lo que el despachante y la tripulación decidieron no embarcar las valijas dándoles prioridad al combustible y a los pasajeros". Según Flybondi, se "priorizó la seguridad de sus pasajeros".