El papa Francisco designó hoy a los “curas villeros” Gustavo Carrara y Jorge García Cuerva como obispos auxiliares de las diócesis de Buenos Aires y Lomas de Zamora, respectivamente, informó la oficina de prensa del Vaticano.

Carrara, de 44 años, es actualmente párroco de la Parroquía Santa María Madre del Pueblo, en la villa 1-11-14, además de ser “vicario episcopal” para las villas de emergencia, indicó. 

García Cuerva, de 49 años,  desempeña su labor pastoral en una villa, en la parroquia Nuestra Señora de la Cava, en Beccar, además de ejercer como capellán carcelario en varios centros penitenciaios de la provincia de Buenos Aires.