La ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, realizó una primera evaluación sobre el cumplimiento del aislamiento obligatorio dictado por el Gobierno nacional por el coronavirus al sostener que "el acatamiento a la cuarentena fue bastante masivo, pero hace falta más" y pidió, "correrse del individualismo a la que esta época nos lleva".

Así lo indicó la propia funcionaria de seguridad nacional en diálogo con radio La red en el programa Foja Cero, "el acatamiento a la cuarentena fue bastante masivo, pero hace falta más" y remarcó que "hay que correrse del individualismo a la que esta época nos lleva".

"Vamos a empezar a secuestrar vehículos", resaltó sobre una posible medida a seguir para las personas que todavía no han comprendido el estado de aislamiento dispuesto por el presidente Alberto Fernández.

“Creo que la gran mayoría de la población argentina entendió la gravedad de la situación y las acciones preventivas que nos ponen en el escenario que podemos contener. Hay una pequeña parte de la población que no entiende, que cree que es inmune y que su vida no está atada a la de los demás", agregó.

En ese sentido, recordó que durante este período de aislamiento preventivo obligatorio, las autoridades tienen "la facultad que les da el decreto para detener, establecer causas penales y secuestrar vehículos”.

Sobre el tiempo de duración de la pandemía la ministra Frederic, sostuvo, "es una medida excepcional que durará menos si lo cumplimos bien. Dependerá de nosotros si la fecha se extiende o no".

La funcionaria aprovechó también para pedirle a la población “que tenga responsabilidad”, ya que “nadie está exento de tener y de transmitir el coronavirus”.

Además, dijo que el área de Desarrollo Social está trabajando ayudar a los sectores más vulnerables y dijo que “la población puede llamar al 134 para hacer denuncias relacionadas con el incumplimiento de la cuarentena. El presidente está siendo un gran conductor en esta situación de coronavirus. Alberto me pidió inflexibilidad y severidad”, dijo la ministra, quien se refirió a la situación en las cárceles: “Es preocupante y por eso estamos tramitando pulseras para arrestos domiciliarios”.

En medio del marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el presidente de la nación se pudieron observar desde las primeras horas de la mañana largas filas con distancia prudencial entre personas en puertas de farmacias, cajeros automáticos y supermercados; poca gente en paradas de colectivos, estaciones de trenes y subtes y un gran despliegue de efectivos de las fuerzas de seguridad en las calles de la ciudad de Buenos Aires y del conurbano bonaerense.