El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, fue uno de los voceros oficiales tras la habitual reunión de gabinete nacional de todos los martes. Entre los títulos que dejaron sus declaraciones se destacan dos: que el Ejecutivo "no descarta nuevos cambios" en los ministerios, y la "preocupación" del gobierno por los saqueos que se produjeron en Chaco y algunos distritos de la provincia de Buenos Aires.

Además, en declaraciones radiales, confirmó que durante el fin de semana puso, al igual que todos los ministros, su cargo a disposición de Mauricio Macri, que rechazó desplazarlo. Durante la tarde, el ministro encabezó una reunión con los ministros de Economía de todas las provincias del país, y confirmó que la próxima semana convocarán a los gobernadores a discutir el Presupuesto, respondiendo al pedido que realizaron los mandatarios.

"Seguimos trabajando en la negociación por el proyecto de Ley de Presupuesto para alcanzar un consenso previo. Estamos en el final de ese proceso, el jueves nos vamos a volver a reunir y seguramente será el último encuentro antes de que Hacienda elabore el proyecto que será enviado al Congreso", resaltó Frigerio.

Según aseguraron desde la Rosada a Crónica, de la reunión con los gobernadores participarán no sólo Frigerio y su viceministro, Sebastián García De Luca, sino también el jefe de gabinete Marcos Peña, el ministro de Economía Nicolás Dujovne y daban por hecho que se sumará el presidente Mauricio Macri.