Un frigorífico de la firma ganadera San Roque derramó cerca de 500.000 litros de sangre en las calles de Morón debido al derrumbe de un tanque que la almacenaba. La empresa está ubicada en Hipólito Yrigoyen y Pola. Los vecinos, ahora con temor por posibles enfermedades debido a la presencia de bacterias e insectos, ya habían cuestionado a la empresa por los olores nauseabundos en el lugar.

Alrededor de las 15 de este martes, algunas personas escucharon una fuerte explosión, y de inmediato comenzaron a observar la sangre recorriendo la vía pública. Todo se inundó en unos pocos minutos. Junto con el líquido inundó la zona de una manera más intensa el olor que percibían los vecinos y que provocó fuertes críticas.

“Uh, está todo lleno de sangre. Hasta la esquina, está todo el mundo sacando fotos, vamos a tener más denuncias que los Pérez García”, escribió quien, desde adentro, filmó uno de los videos. Ese mismo fue el que se viralizó en las redes sociales y que ya tiene más de 50.000 reproducciones en Twitter.