mresano@cronica.com.ar

"Me dicen que si sigo con la causa voy a perder más de lo que perdí", expresó, con profunda desolación, la mamá de un pequeño que murió, al parecer, por inhalación de gas. Por este hecho, la mujer responsabiliza a un gasista y a los representantes de la inmobiliaria que le alquilaron una propiedad en condiciones peligrosas, a las que adjudica el fallecimiento de su hijo. Sin embargo, la Justicia no ha avanzado en la investigación, por lo tanto, no hay culpables, y la mamá no sólo padece desconsuelo, sino que vive bajo amenaza.

A la localidad bonaerense de Muñiz, Natalia llevó sus ilusiones de iniciar una nueva vida en una vivienda situada en San José 757, con la compañía de sus dos hijos, de 10 y 3 años, y de su pareja, en diciembre pasado. Afrontó un depósito de 80.000 pesos y un alquiler de 17.000 pesos mensuales, sumas que no se correspondían con el estado de la propiedad.

El techo de la habitación de uno de sus niños fue el primer llamado de atención respecto de las condiciones del inmueble, a los dos meses de haberse alojado. Sin embargo, los marcados deterioros de las estufas y las pantallas de calefacción impulsaron a la joven a acudir a la inmobiliaria para solicitarles la reparación de aquellas.

En este sentido, la mujer relató a Crónica: "Mandaron a un gasista, quien me reconoce que las estufas eran propias de una casa muy vieja. A pesar de que la arreglaron, jamás la prendí y con la otra lo que hicieron es sacarla por una nueva y para eso rompieron paredes y caños, un día antes de la muerte de mi hijo".

Aquella lamentable y triste jornada tuvo lugar el jueves 16 de mayo pasado, cuando el supuesto profesional y los representantes del negocio inmobiliario se hicieron presentes en el hogar con el objetivo de continuar el arreglo.

"A las 11 me llamó la niñera dicéndome que se lo están llevando al hospital, sin decirme que era Joaquín, y yo pensé que era mi nene de 3 años, que tenía broncoespasmos. Pero después me aclaró que mi hijo mayor estaba convulsionando y que los de la inmobiliaria lo trasladaron al centro de salud. Ahí me imaginé todo", reveló la mamá del menor.

Al arribar al establecimiento sanitario, las autoridades médicas le informaron lo peor: "Lo lamento mucho, mamá, no pudimos hacer nada porque tu hijo ya llegó muerto". No obstante, nadie le notificó las causas del deceso, y recién a la medianoche, personal policial informó que el nene presentaba 70% de gas en sus vías respiratorias.

Por esta razón, los titulares de la Fiscalía 21 de Malvinas Argentinas ordenaron la autopsia, pero increíblemente los resultados no le fueron entregados a la madre, quien no bajó los brazos y logró cristalizar las irregularidades en la investigación, desencadenando que esta quede a cargo de la UFI° 4 de San Martín. "Pero allí me reconocieron que el caso es muy difícil", dijo.

Ante tales obstáculos y complejidades, ella remarcó que "soy una madre desesperada que a 6 meses de la muerte de su hijo no tengo respuestas. Recibo amenazas de la inmobiliaria y de la dueña, quien me ofreció devolverme el depósito y que me vaya, si no, iba a perder más de lo que perdí, porque no saben con quién me metí".

Ver más productos

San Nicolás Bari, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Nicolás de Bari

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

La devoción del Papa por la Virgen.

La devoción del Papa por la Virgen

Ver más productos