Agentes de Gendarmería lograron reanimar a un nene de 5 años que viajaba con sus padres con maniobras de reanimación cardio pulmonar ( RCP)

Alrededor de las 23 del último sábado, una madre con su hijo en brazos, descendió de un vehículo en un control en el cruce de las rutas 7 y 40 en Mendoza y pidió auxilio a los gritos, ya que el menor se había atragantado y no reaccionaba.

El grupo de efectivos asistió al chico, que se encontraba inconsciente producto de una obstrucción en las vías respiratorias, y le practicó la reanimación cardio pulmonar ( RCP), pudiendo estabilizarlo y provocando que expulsara el alimento.

Otros integrantes de la patrulla solicitaron asistencia al servicio médico de urgencia, y el pibe fue trasladado en ambulancia a un centro de salud local donde se mantuvo en observación.

La mujer junto a su hijo y los gendarmes que lo salvaron (Prensa Gendarmería).