Por Matías Resano 
mresano@cronica.com.ar 

En terapia intensiva, en un centro de salud de la localidad bonaerense de San Andrés de Giles, permanece una joven internada en grave estado, luego de ser destinataria de la furia de su ex pareja, quien detuvo su accionar demencial gracias a la intervención de un vecino. El agresor había sido denunciado por su víctima, en los días previos al sangriento episodio, por otra manifestación violenta que impulsó una restricción perimetral.

Pero esto, ni tampoco los ruegos de piedad y calma del padre de la mujer, no detuvo los hostigamientos del individuo a través de mensajes telefónicos, hasta que la sorprendió a la chica en una discoteca y la llevó a su vivienda para masacrarla a golpes. En la jornada del lunes 16 de octubre, Jeanet Maldonado, de 20 años, hizo una denuncia policial en la Comisaría de la Mujer de Carmen de Areco, contra su entonces pareja, Ramiro Radrizzani, de 25.

En dicha ocasión, Maldonado notificó a las autoridades un incidente con Radrizanni en un local bailable, donde éste le mordió el labio superior, ante la negativa de ella de besarlo. Un suceso que llevó a Jeanet a la convicción de culminar su relación con el sujeto, cansada de diferentes y sucesivas muestras violentas de aquel.

En consecuencia, a pedido de la joven, se hizo efectiva una restricción perimetral que acentuó el acoso de su ex pareja, quien la amenazaba a través de mensajes de texto y de WhatsApp. Por lo tanto, Ricardo Maldonado, padre de la mujer, decidió tomar intervención para intentar tranquilizar y persuadir al hombre de cesar con las advertencias y con su comportamiento agresivo.

Al respecto, Ricardo detalló a Crónica que “busqué calmarlo para que no haga cosas de las que se podía arrepentir y arruinarnos la vida a todos. Pero él no entendió y siguió”. En la madrugada del sábado, bajo su obsesión hacia Jeanet, Radrizzani acudió a una discoteca en la que se encontraba ella con un grupo de amigas, y delante de ellas y del resto de los presentes, la tomó del brazo y contra su voluntad la llevó a su domicilio. Allí la sometió a una paliza, que se recrudecía con los gritos de auxilio de la víctima, que finalmente fueron escuchados por un vecino.

Un calvario
Este hombre, alertado por los pedidos de clemencia de Maldonado, golpeó la puerta de la vivienda del atacante, quien le argumentó que su ex novia se cayó de la moto. Pero en ese instante, Jeanet le informó lo sucedido al testigo, quien la acompañó a un hospital de San Andrés de Giles. Justamente en el recinto sanitario se llevó a cabo la detención del violento, que reiteró su versión pero fue desmentida por su vecino y por las propias autoridades médicas que asisten a la joven, quien continúa en estado delicado, en terapia intensiva.