Los trabajadores, sus conyuges y sus hijos disfrutaron del predio de entretenimientos. (Jonatan Moreno - Diario Crónica)

La familia metalúrgica tuvo en la jornada de ayer su merecido festejo en el Parque de la Costa, ya que con una serie de actividades se celebró el Día del Trabajador Metalúrgico en nuestro país. Desde las primeras horas de la mañana, unos 10.000 grupos familiares se fueron acercando al predio ubicado en la localidad bonaerense de Tigre, donde pasaron el día disfrutando de los juegos y otras actividades.

En la fiesta, llevada adelante por los trabajadores de la Unión Obrera Metalúrgica de la República Argentina (UOM), su secretario general, Antonio Caló, compartió el evento con grandes y chicos y mantuvo un diálogo con Crónica.Estamos contentos con la gran cantidad de gente que se acercó en este día soleado, que parece peronista, y podemos apreciar la tranquilidad y felicidad que se vive en este Día del Trabajador Metalúrgico, con los padres y sus hijos que comparten esta jornada. Esto me llenó de orgullo y alegría, y quiero agradecer a los compañeros que formaron parte de la organización de esta fiesta. Esta es un tradición que tenemos desde siempre, y a veces les cuento a los chicos más jóvenes que vienen surgiendo, que en la época de la dictadura querían que este día lo corriéramos para los domingos, pero dentro de la UOM siempre mantuvimos el mismo día en el cual se cumple y se festeja, caiga cuando caiga, en este caso se festeja un jueves y el año venidero en el día que sea”, comenzó diciendo Caló.

Hay que destacar que el 7 de setiembre se conmemora como el Día del Trabajador Metalúrgico, a la fecha en la cual nació el Fray Luis Beltrán (año 1784), quien fue miembro de la Orden Franciscana, que tuvo a su cargo la tarea de fabricar y organizar la artillería del Ejército de los Andes, que estaba al mando del general José de San Martín y que fue uno de los tantos partícipes del reconocido Cruce de los Andes.

Respecto a cómo se encuentra su sector a nivel nacional, el líder sindical hizo un balance y argumentó que “desde 2015 a 2016 tuvimos casi 25.000 puestos de trabajo menos y en 2017, tuvimos 4.000 bajas y 5.000 altas, con lo cual este año estamos parejos. Lo que esperamos es que mejore la situación de la industria, queremos que al país le vaya bien, más allá del gobierno de turno, porque acá no hay que diferenciar que al gobierno le vaya bien o mal, queremos que al país le vaya bien. Si a los trabajadores metalúrgicos les va bien, al país le va a ir bien también, porque no hay país sin industria”.