Leslie Parra tiene seis años, vive en Trelew y es un ejemplo a seguir. Por primera vez fue a una peluquería y ocupo la silla de los clientes. Es que Leslie adora su cabello y nunca se lo tocó. Hasta que llegó el día que se había prometido hace ya largo tiempo: un corte para donarlo. “Soy Leslie, tengo seis años y me voy a cortar el pelo para nenas que no tienen”, le contó la pequeña a Jornada Play.

 “La idea surgió cuando nació, que lo hizo con mucho cabello y me dije “no se lo voy a cortar” recuerda Natalia Morales, su mamá, aunque reconoce que “tenía dudas por cómo le iba a crecer, si tendría fortaleza”. Natalia detectó, ya cuando Leslie alcanzó su primer año, que el cabello “era muy largo para su edad, y cuando llegó a los cinco le molestaba, y a mí me costaba mantenerlo”.

“Pero ahora, que entró a la primaria, ya está decidido el corte. Lo decidió ella misma”. Mi mamá me mostró un video de una nena que se cortó el pelo para un nene que no tiene”, explica Leslie, mientras se toca ese cabello que en un rato más ya no será parte suya, aunque lo recordará toda su vida.


Es que Natalia, que durante seis años mantuvo inalterable la promesa de no cortarle, comenzó a hablarle -cuando cumplió los cuatro- sobre las pelucas para nenes y nenas que no tienen pelo. Y también le mostró videos. Así la mujer se contactó con Pelitos de Esperanza, de Santiago del Estero, quienes recibieron con gran alegría la donación de Leslie.