Verónica Heredia, la abogada de la familia del joven Santiago Maldonado, acusó este miércoles en diálogo con Radio 10, a Silvina Ávila la fiscal federal de Esquel, de “demorar l. causa y perder pruebas” contra la Gendarmería.

La defensora reclamó que “la fiscal y el juez (Guido Otranto) está. investigando a Santiago, escuchándolo, qué hacía, si estaba vivo, con quién hablaba”.
 . 
Según denunció Heredia: “Todo lo que están haciendo la fiscal es demorar la causa . perder pruebas. Va a ser responsable de lo que en este momento no está haciendo y que las pruebas se diluyan en el tiempo. La fiscal dice que son débiles las pruebas, pero débil es lo suyo”.

En referencia a este punto, la abogada dijo: “No sorprenden las evaluaciones de la fiscal. Por eso estamo. pidiendo una investigación imparcial, independiente, pronta y exhaustiva que obviamente todavía no ha iniciado”. . 

“Las autoridades siguen negando la desaparición de Santiago. Ahora no solamente niegan la participación de Gendarmería, sino que Santiago haya estado” presente en el reclamo de la comunidad mapuche Pu Lof. Por lo tanto, indicó que “la familia no tiene duda. de que Santiago estuvo en la ruta”.

Sobre el trabajo de los agentes en ese lugar, Heredia remarcó que: “Está tan acreditada la brutalidad de Gendarmería que lo único que tienen es sacarlo a Santiago del lugar, porque el resto está todo probado”. Aunque luego reclamó que “sean indagados los gendarmes” de los escuadrones 36 de Esquel; 35 de El Bolsón; 34 de Bariloche; y 37 de San Martín, para cubrir la zona.

"No hay elementos" que vinculen a Gendarmeria con la desaparición de Maldonado

El secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj, indicó este miércoles que, según el informe oficial de la fiscal federal subrogante Silvia Ávila sobre la desaparición de Santiago Maldonado, “no hay elementos que comprueben que Gendarmería Nacional estuvo involucrada”.

"Con el informe, nada confirma la posición que se hizo pública desde algunos sectores sobre (la responsabilidad) de Gendarmería”, afirmó Avruj al referirse al documento elaborado por la fiscal subrogante de Esquel que interviene en el caso Maldonado, que a solicitud del Comité contra la Desaparición Forzada de Personas de las Naciones Unidas, presentará al organismo internacional la Secretaría de Derechos Humanos en nombre del Estado.

"Tanto los relatos de los presentantes de los diferentes hábeas corpus que terminaron concentrándose en una sola acción, no arrojaban un hilo conductor para determinar lo que había acontecido y en qué circunstancias”, sostiene el informe al referirse a los testimonios que se incorporaron a la causa caratulada “desaparición forzada”, y que detalla los “innumerables medidas de prueba propiciadas por el juzgado y propuestas por las partes intervinientes”.

En declaraciones a radio La Red, Avruj explicó que en el documento la fiscal “dice que no se minimizó nada, ni se dejaron de tomar todas las medidas necesarias, e inclusive señala fuertemente las negativas de la comunidad RAM que no permitió en los primeros días y posteriores, la búsqueda en lugares donde se presumía que podían aportarse pruebas”.

Y agregó que la fiscal Ávila “dice que los testimonios no tienen fuerza concreta porque que no dan el DNI, son contradictorios y nadie puede demostrar fehacientemente que (Maldonado) estuvo en el corte y en el despeje que hizo Gendarmería posteriormente”.

En otro tramo, el informe señala que “dada la gravedad del caso relativo a la desaparición de un joven, en el marco de un procedimiento realizado por una fuerza federal, es que se impulsaron medidas tendientes no sólo a determinar las circunstancias concomitantes a su desaparición, sino también a la atribución de responsabilidad de las personas que pudieran ser responsables de la desaparición del 1 de agosto del corriente año”.

Con relación a las distintas posturas públicas sobre el caso, Avruj volvió a cuestionar a “algunos sectores políticos que desvían el foco”, y reiteró que “acá no hay dos bandos, uno que oculta y otro que busca, (sino que) estamos todos del mismo lado en el trabajo de búsqueda, después evaluaremos si se hizo lo correcto”.

Consultado sobre la actuación del juez federal que lleva adelante la causa, Guido Otranto, el funcionario nacional sostuvo que “desde la Secretaría teníamos información que (el magistrado) estuvo desde el primer momento trabajando en esto; después hubo secreto de sumario y tenemos que darle más tiempo para dar opinión sobre si lo hizo en tiempo y forma”, y sintetizó: “como dato cierto tenemos que como juez federal podía haber impulsado la búsqueda en las primeras horas que eran vitales”.

En cuanto al pedido de colaboración efectuado por el Gobierno ante la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ACNUDH), a fin de que “supervise la investigación” sobre la desaparición del joven, medida que había sido solicitada por la familia Maldonado, Avruj indicó que el próximo jueves se reunirá con uno de sus representantes que arribará al país en respuesta al pedido oficial.