El baño es la habitación del hogar que más reparaciones suele demandar. Es habitual que debido al paso del tiempo y la acumulación de problemas de plomería y humedad, este ambiente pierda la estética que alguna vez tuvo.

Pensar en hacer un reforma puede ser desmoralizante si se tienen en cuenta los costos, el polvo y el ruido que conlleva una obra. Sin embargo, basta con realizar pequeños cambios y arreglos para dar una renovación al aspecto de un baño sin tener que invertir una fortuna ni romper todo.

Renovar un baño puede costar desde 80 a 150 mil pesos. Lo que más influye en el precio final son la cerámica y los sanitarios.

Hay mucha demanda de renovaciones parciales y totales, es decir con obra. El que tiene algo de plata guardada la invierte en reparar alguna parte de su casa. Estamos realizando un trabajo atrás de otro”, revela Nicolás Carrau, un plomero especializado en trabajos de renovación.

Azulejos

El primer paso para reformar sin obras consiste en decidir qué hacer con los azulejos. Actualmente, existe más de una alternativa para revivir los cerámicos sin necesidad de reemplazarlos. La más común es pintarlos. Esto se se puede hacer con o sin ayuda de un profesional. Es un trabajo minucioso pero relativamente fácil de realizar.

Antes de comenzar es necesario despejar el baño y cubrir con plástico los muebles, grifería y sanitarios. Luego hay que hacer una limpieza profunda con productos específicos (desengrasantes industriales) y chequear que no existan rajaduras o agujeros que haya que rellenar. Pero el aspecto más importante para obtener un buen resultado es invertir en una pintura de calidad, específica para cubrir azulejos, y no apurar el trabajo de pintado.

“Un trabajo de renovación que incluye pintura de techo, azulejos y bañera, colocación de pisos adhesivos y cambio de grifería lleva entre 5 y 7 días”, dice el experto.

Quienes en cambio prefieran derivar la tarea a un experto deberán desembolsar entre 15 mil y 25 mil pesos, de acuerdo al tamaño de la habitación y si requiere de pequeñas reparaciones previas en los azulejos.

Cabe mencionar que si bien esta es una solución mucho más práctica y económica que reemplazar todas las piezas, probablemente la pintura necesite de retoques con el paso del tiempo, especialmente en la zona de ducha.

Otra opción es utilizar azulejos adhesivos vinílicos, una alternativa que está muy de moda. La colocación es muy simple: solo hay que limpiar bien la superficie, retirar el papel protector que los cubre y pegar de manera prolija.
Este método es el más barato y el que lleva menos tiempo de trabajo, además existe una gran cantidad de diseños disponibles para elegir.

El piso

Para renovar el suelo de un baño también se puede recurrir a las novedosas piezas autoadhesivas. Estas son resistentes a la humedad, se pueden colocar sobre el piso preexistente e imitan todo tipo de acabados.

“Los pisos autoadhesivos son una solución práctica y económica que queda muy bien, especialmente los que imitan la madera. Es lo que más solicita la gente. Además, aguantan muy bien la humedad”, explica Carrau.

También se pueden conseguir diferentes acabados (imitan el mármol, cemento, piedra, etc.) que cambiarán por completo el aspecto del ambiente. Incluso hay baldosas vinílicas aptas para zonas de ducha que no dejan entrar el agua por las juntas.

Las piezas de estos pisos se suelen cortar fácilmente con un cúter, lo que reduce el tiempo de trabajo a una cuestión de horas. Son muy fáciles de limpiar y son anti ácaros, es decir que impiden el crecimiento de bacterias y hongos.

El secreto de este material está en sus capas internas: la inferior es de vinilo, fieltro o fibra de vidrio, después una de relleno (PVC), que proporciona el acabado y una protectora transparente. La última capa es la que lo hace resistente a roces, pisadas, rayos UV y durable.

Vanitory

Al entrar a un cuarto de baño todas las miradas suelen ir hacia el mueble con lavamanos o vanitory. Al encarar una renovación hay dos opciones: comprar uno nuevo o mejorar el aspecto del actual, todo dependerá del presupuesto.

Si no desean cambiarlo, una mano de pintura puede ser una gran solución. También se puede aplicar vinilos o renovar las piezas como las manijas o las patas del mueble.
Si la idea es comprar un vanitory nuevo, conviene adquirir los modelos flotantes que están entre los más económicos, otorgan más espacio a la habitación y dan un aspecto moderno.

Accesorios

El espejo es otro de los puntos importantes de un baño, al menos en lo que refiere a la decoración. Este detalle es una forma económica de dar un toque de estilo al espacio.

Hoy en día están muy de moda los espejos redondos, que aportan calidez y rompen con la rigidez de los baños. Existen marcos de colores, bordes de hierro, plástico o madera. La elección dependerá de la paleta de colores elegida y la armonía con el resto de los elementos.

Otra forma de renovar el espacio sin gastar una fortuna consiste en reemplazar accesorios como el toallero, el perchero, el porta papel higiénico o el cesto de ropa sucia.

Estos detalles agregan diseño al baño y otorgan orden y funcionalidad. Una buena distribución de los elementos contribuye a que todo se vea más lindo y armonioso.

Por último, hay que tener en cuenta la iluminación del cuarto. Reemplazar lámparas, apliques e interruptores dará un aire renovado al baño y ampliará visualmente el espacio.

Bañera como nueva

Es uno de los elementos que más se deterioran pero que más se lucen cuando están bien esmaltados. Por el uso diario que se le da es lógico que con el correr del tiempo presente un aspecto degradado.

Cuando esto sucede hay dos soluciones: la primera -y más cara- es reemplazar la bañera por una nueva, con todo el trabajo que esto requiere (posibles problemas de plomería, escombros, riesgo de rajaduras, etc.). La segunda es mucho más sencilla y se puede realizar sin contratar a nadie, pintar con un esmalte especial de dos componentes. Para ello hay que reparar cualquier desperfecto y masillar para dar un acabado suave.

Luego, lijar para facilitar la adherencia del esmalte y limpiar sin utilizar abrasivos. Cubrir bien la grifería y pintar todo. Es importante esperar 24 horas entre la primera mano y la siguiente para asegurar un resultado final perfecto.

Después de aplicar la primera capa, realizar un lijado suave, limpiar y colocar la segunda. Dejar secar durante 5 días, como mínimo, antes de usar.

J.G.

Ver más productos

Opciones para los chicos en vacaciones

Opciones para los chicos en vacaciones

Astrología para este 2021

Astrología para este 2021

A 50 años del secuestro de Aramburu

A 50 años del secuestro de Aramburu

Tendencias que te cambian la vida

Tendencias que te cambian la vida

La victoria de River Plate

La victoria de River Plate

Una historia secreta sobre Boca Juniors

Una historia secreta sobre Boca Juniors

La herencia del amor a un club

La herencia del amor a un club

Los libros más buscados en 2020

Los libros más buscados en 2020

Las tendencias que profundizó el COVID

Las tendencias que profundizó el COVID

Claves de Alberto Fernández

Claves de Alberto Fernández

Ver más productos