Un bebé recién nacido fue encontrado, por un vecino de 28 años, dentro de una mochila en un basural en la  intersección de las calles Libertad y Florida, en la localidad bonaerense de Cañuelas, a unos 60 kilómetros al sur de  la ciudad de Buenos Aires.   

En esta mochila encontraron al pequeño.

El joven escuchó ruidos y al darse cuenta que eran de un bebé, que estaba dentro de una mochila, pidió ayuda en la comisaría local.

 Enseguida, la oficial Sub Inspector Noelia Baiakaia y la subteniente Marcela Bustamante, quienes cumplían tareas en la Comisaría de la Mujer y de la Familia de Cañuelas, se dirigieron  a un ropero especialmente armado para esta y otro tipo de emergencias, dentro de la dependencia, con el fin de asistir al niño.

Una de las oficiales que cuidó del niño.

Las mujeres policías “arroparon, le dieron calor y contuvieron al pequeño hasta que llegó la ambulancia”, según contó un jefe policial de la seccional, quien además informó que el “el bebé se encuentra internado (en el hospital local) en perfecto estado de salud

 En el caso tomó intervención la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) número 1 del Departamento Judicial de La Plata, que ordenó una serie de averiguaciones para tratar de dar con los parientes del menor.