Ademar y Silvia. Fallecieron en el Paraná delante de sus hijos. 

El cadáver del hombre que se había arrojado a las aguas del río Paraná el domingo pasado, aparentemente para intentar rescatar a su mujer fue encontrado esta madrugada por personal de la Prefectura Naval.

Se trata de Ademar Albornoz, quien el último domingo se tiró al agua para socorrer a su pareja, Silvia Pérez, cuyo cadáver fue encontrado este lunes a la tarde. 

El hallazgo de Albornoz se produjo a unos 300 metros de la boca del riacho El Bobo, donde se desarrolló el trágico episodio, ante la presencia de los hijos de la pareja. 

El trágico episodio ocurrió delante de dos hijos de la pareja . una sobrina, de entre 11 y 14 años, quienes siguieron a la deriv. en la embarcación hasta lograr amarrarla.

Todo sucedió en el kilómetro 454, entre las localidades santafesinas de Timbúes y Puerto General San Martín. La zona donde desapareció la pareja estaba habilitada para embarcaciones, no para bañarse, ya que presenta una profundidad de alrededor de 17 metros. De acuerdo con las versiones recogidas por personal de la Prefectura Naval, la tragedia se desencadenó cuando a bordo de una embarcación la mujer cayó al Paraná en cercanías del riacho El Bobo, a la altura de la localidad de Timbúes. Al ver que la mujer no podía salir del agua, su esposo quiso socorrerla y se arrojó al río a la vista de los hijos del matrimonio y su sobrina, todos menores de edad.

Walter Rosende, jefe de Operaciones de Prefectura de San Lorenzo, dijo que "al alejarse mucho de la costa y en un lugar con 17 metros de profundidad, desaparecieron de vista frente a tres menores".

El cuerpo de la mujer fue hallado en el río pasadas las 17 del lunes a la altura del kilómetro 454 del Paraná y trasladado a la Morgue Judicial para los trámites correspondientes mientras que el cadáver del marido fue encontrado durante las primeras horas del martes y ya se encuentra en el Instituto Médico Legal.