El cuerpo de Delfina, la nena de dos años y nueve meses que había desaparecido el último sábado durante una fiesta de cumpleaños en un predio recreativo de la ciudad rionegrina de General Roca, fue hallado este miércoles por la mañana en un desagüe.

El cadáver de la pequeña fue hallado poco después de las 10 en el curso de agua que desemboca en el Río Negro desde el camping perteneciente al gremio docente Unter, confirmó el fiscal que intervino en el caso, Luciano Garrido.

El operativo para su búsqueda incluyó cientos de efectivos policiales, entre los que había buzos tácticos, y diversos rastrillajes a lo largo de los últimos días. El jefe de Bomberos Voluntarios de General Roca, Cristian Lescano, precisó que dieron con el cadáver a las 10:20 cuando revisaban un desagüe sobre la calle Jujuy.

"El lugar fue rastrillado cinco veces, pero era dificultoso por la cantidad de raíces y ramas. Por eso se armaron los diques de contención", explicó Garrido.

El funcionario judicial expresó que para el Ministerio Público la hipótesis de que la niña se había ahogado er. más firme y con la que trabajaban por las circunstancias y por el levantamiento de rastros en el lugar del hecho, aunque señaló que si no se obtenían resultados por esa vía se hubiera profundizado la hipótesis de que alguien se la hubiera llevado por la fuerza. 

El fiscal señaló que el cuerpo de la niña "se encontró en el lugar donde se especulaba que podía estar". "De hecho, es donde más precisaron los canes. En la 'zona de conflicto' un perro se tiró al agua, sacó una rama con pelos y posteriormente extrajimos del lugar una raíz también con pelos, pero en ningún momento pudimos hacer el cotejo con ADN porque los pelos no tenían bulbo", explicó.

"Había una pisada, había una derrapada, había testigos que habían escuchado el grito y después lo que señalaban los canes, que si bien dije que era una cuestión que podía ser falible, lo cierto es que eran datos medianamente objetivos que teníamos", indicó.

Para el fiscal "fue muy importante bajar el caudal de agua", trámite por el que agradeció al Consorcio de Riego, lo que hizo extensivo "a la gente que trabajó y prestó colaboración, al personal policial, los bomberos, los civiles voluntarios que trabajaron como buzos, con canoas y asistiendo".

Garrido destacó el trabajo de la Brigada que "fue recabando información de toda la gente que había transitado en el predio, y que recorrió y peinó todo el lugar de la zona".

También indicó que el cuerpo de la niña "fue trasladado a la morgue y después de que el médico forense haga el análisis se lo entregaremos a los familiares".

La hermana de Delfina fue quien avisó sobre la desaparición, luego de que ambas estuvieran en el sector del juegos del predio y "se fue por otro sendero", había relatado su papá, Daniel Aciar, en diálogo con Crónica TV. "La hipótesis que manejamos es que se cayó al desagüe", había admitido.

El domingo los perros de la División Canes de la policía provincial siguieron el rastro de la nena hacia el canal de riego próximo, por lo que se iniciaron las tareas en el agua. Desde entonces, la búsqueda estaba concentrada en ese sitio y la principal hipótesis era que se hubiera caído al canal.