“Vamos a hacer lo imposible para que esto perdure”, dejo en claro Juan Manuel Velardez, entrenador de la primera Selección Argentina de Futsal Inclusivo, que en la jornada del lunes llevó a cabo su primera concentración, en un complejo deportivo de la localidad bonaerense de Los Polvorines. La iniciativa realiza sus primeros pasos pero ya cuenta con un desafío deportivo y social, para el cual los dieciséis integrantes del combinado se preparan. Se trata de la Copa América a realizarse en Brasil, un certamen que además de la competencia deportiva, significa la gran oportunidad de los jóvenes de continuar integrándose socialmente.

El desarrollo de los Torneos Bonaerenses y el impulso de la Federación Argentina de Deportes con Discapacidad Intelectual fueron los puntos de partida de la creación de la primera Selección Argentina de Futsal Inclusivo. Una propuesta que se lanzó el 1° de octubre pasado en la Escuela Media N° 7, de la localidad bonaerense de Tortuguitas. A más de un mes de su nacimiento, el lunes 13 jóvenes con Síndrome de Down, mayores de 16 años, arribaron al predio de la Sociedad Alemana de Gimnasia para llevar a cabo la primera concentración, con motivo a la participación en la Copa América de Brasil, que tendrá lugar en 2018. En este sentido, Juan Manuel Velardez, Director Técnico del Combinado, señaló a Crónica que “la idea es que los chicos se conozcan entre sí y comiencen a relacionarse, a extender sus vínculos sociales, que es lo más importante. Además haremos una evaluación y pruebas a otros jugadores para que completen el plantel”.

Los convocados pertenencen a las diferentes ligas de Futsal Inclusivo, de las localidades bonaerenses de Almirante Brown, Moreno, Tigre, entre otras, y de diferentes puntos del país. En este sentido, Velardez dejo en claro que “a ellos les decimos que es un equipo de amigos y que el torneo hay que disfrutarlo, que jueguen al fútbol, no que compitan. También los convencemos que ellos pueden superarse a sí mismos”

A su vez, uno de los mentores de tan admirable proyecto enfatizó que “esto es parte de un crecimiento de la sociedad, la cual demuestra que todos tenemos los mismos derechos y nosotros vamos a hacer lo imposible para que esto perdure”. Por su parte, los deportistas no dejan de manifestar la emoción que les invade puesto que “ellos toman en cuenta, como sus familias, la posibilidad de inclusión que les estamos dando y hacerles ver que lo pueden hacer”.