Por Conrado Moreno 
@conramoreno 

La desaparición del submarino ARA "San Juan" sumó un nuevo capítulo ya que, en las últimas horas, un informe del Laboratorio de Seguridad en las Comunicaciones de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) confirmó que el celular de la mujer de uno de los tripulantes está "intervenido" por una computadora especializada en interceptación.

Lo que parecía una sospecha aislada terminó por confirmarse. El 16 de abril, el ministro de Defensa de la Nación, Oscar Aguad, mantuvo una reunión en el Congreso de la Nación Argentina junto a los familiares de los tripulantes y a la Comisión Bicameral Especial Investigadora sobre la Desaparición, Búsqueda y Operaciones de Rescate del Submarino ARA "San Juan". En esa jornada, la mujer de un submarinista contó que se le habían borrado fotos del submarino y conversaciones de WhatsApp.

Jaqueline Monzón, hermana del cabo principal Jorge Ariel Monzón, habló con Crónica y brindó detalles exclusivos de la nueva investigación que surgió a causa del informe de la UTN: "Nosotros hace bastante tiempo que sospechábamos que teníamos el teléfono pinchado porque notábamos cosas raras que antes no pasaban. Escuchábamos como un sonido extraño cuando hablábamos por teléfono".

La mujer, que vivió en la base de Mar del Plata de enero a marzo, sostuvo que desde un primer momento tuvo "mucha precaución" a la hora de usar el celular por sospechar que tenía el dispositivo intervenido. "Nunca pudimos corroborarlo hasta ahora", dijo al referirse al informe que confirmó que un celular está pinchado.

Monzón contó que, luego del episodio en el Congreso, empezaron a hablar entre los familiares y se dieron cuenta de que a todos les había pasado lo mismo: la foto de perfil de todos los tripulantes en WhatsApp había sido eliminada. "Luego de investigar y de hablar con personal del servicio de mensajería, nos aseguraron que las fotos no se eliminan hasta después de dos años de inactividad de la cuenta, por lo que alguien las sacó de ahí", detalló Monzón.

Por este motivo, ahora se abrió una nueva investigación para determinar desde dónde intervinieron los teléfonos de los familiares del ARA "San Juan" y el motivo de tal accionar. Sin embargo, la hermana del cabo principal sostuvo que "siempre hay algún pero en el medio, y eso nos hace pensar que hay algo raro".

"No se perdieron 44 alfileres; se perdieron 44 marinos argentinos. Como familiares queremos saber qué paso, dónde están y exigimos que los traigan en las condiciones en las que estén", concluyó Monzón. Otro de los familiares que hablaron con Crónica fue Luis Tagliapietra, padre del teniente de corbeta Alejandro Damián Tagliapietra.

El hombre, quien está trabajando en la denuncia formal, contó que "es algo que viene sucediendo hace tiempo". Asimismo, agregó: "Las cuentas de los tripulantes fueron eliminadas de los grupos de los que formaban parte el 10 de marzo, algo muy raro. No hablo de uno, sino de muchos, y todos del mismo día. Sospechamos que entraron a los datos de cada teléfono para examinar la información que transmitió cada tripulante y, en ese marco, por error o un descuido, quedaron en evidencia".

Por otra parte, Tagliapietra denunció que durante el último mes trataron de entrar a su mail personal cuatro veces: "Yo siempre entro desde mi computadora o celular y, en el último tiempo, recibí mensajes de alerta". "Tenemos que poner un freno a esto, es totalmente ilegal. Además de todo lo que estamos pasando, vivir esto es muy fuerte", concluyó Tagliapietra.