El Ministerio de Turismo de la Nación estimó que durante el último fin de semana largo de Año Nuevo el impacto económico superó los 3.600 millones de pesos, con más de 1,2 millones de personas recorriendo el territorio nacional a lo largo y a lo ancho.

El ministro de Turismo, Gustavo Santos, destacó la importancia de que se registre un gran movimiento. "Este fin de semana largo es el punto de inicio de la temporada alta de verano, donde esperamos que millones de argentinos visiten nuestros destinos turísticos", remarcó el funcionario.

Santos, quien esperó el inicio de 2018 en la localidad de Pinamar, agregó que "los fines de semana largos son fundamentales para nuestra actividad, ya que el turismo genera empleo genuino, propicia el arraigo e incentiva el desarrollo local".