Los cuatriciclos en los principales centros turísticos del país siguen generando polémica. Un grupo de turistas de Costa del Este se movilizó para manifestarse en contra de los controles de prevención y de la ordenanza municipal que prohíbe ingresar con estos vehículos a las playas.

Esta medida se implementó luego de la muerte de un nene de 7 años el pasado domingo y de los reiterados accidentes. La insólita protesta estuvo dirigida por Daniel Jorge Calvert de Bohun, quien dijo ser juez de la Provincia. El 23 de enero un control de la Secretaría de Protección Ciudadana de la Municipalidad de la Costa le había secuestrado a este hombre un cuatriciclo que era conducido por una menor de 10 años en Las Toninas.

El cuatriciclo manejado por una menor quedó alojado en la comisaría de la localidad, pero fue retirada por un familiar del supuesto “juez”, pese a no tener la autorización del Juzgado de Faltas. Según consta en el registro policial, se argumentó que la entrega se dispuso “por razones de carácter de espacio físico” para su guarda.

Por otra parte, en Tucumán también se criticó el inapropiado uso de los cuatriciclos. Luego de que se viralizara una foto donde 10 menores iban a bordo de uno de estos vehículos por la ruta en Tafí del Valle, los ciudadanos denunciaron la falta de controles y de medidas reguladoras.

A partir de la indignación en las redes sociales que provocó la fotografía y de los numerosos accidentes, los locales manifestaron que en los principales puntos de la ciudad por donde circulan motos y cuatriciclos no hay controles y las irregularidades son habituales. Se pudo ver a conductores y acompañantes sin casco ni protección, grupos numerosos a bordo de un sólo vehículo, se registró la falta de patentes y menores al volante.

“En Tafí del Valle están prohibidos los cuatriciclos. Nosotros estamos haciendo controles en el microcentro junto a la Policía de la Provincia”, informó el intendente, Manuel Yapura Astorga, a raíz de la foto que se viralizó en los últimos días. Sin embargo, denuncian que ni en el centro de la ciudad ni en la ruta hay autoridades controlando.

Cada verano los accidentes se repiten y parecen no tener solución. No hay campaña de prevención, ni control en la zona de las playas o ligares turísticos. Si bien la mayoría de los accidentes ocurren en las dunas, donde no hay restricciones de velocidad ni controles exhaustivos, la utilización de los cuatriciclos por parte de muchos conductores suele ser irresponsable, ya que no utilizan cascos ni los elementos necesarios para extremar los cuidados.

El alquiler de cuatriciclos y los talleres para arreglar estos vehículos generan un importante ingreso económico en las ciudades de la costa, por lo que los municipios tratan de aumentar las medidas de seguridad y las campañas para evitar accidentes.