El sujeto atacó a golpes y puñaladas a su pareja, quien se defendió ahorcándolo hasta lograr desmayarlo, huir y radicar la denuncia. El violento incidente ocurrió en una vivienda del barrio Obras Sanitarias.

Santiago Dorado, fue imputado por el delito de lesiones agravadas, dispuesto por el fiscal penal de Rosario de la Frontera, Oscar López Ibarra.

La víctima tiene 25 años y es madre de tres hijos, de entre tres años y seis meses. La mujer relató que el incidente comenzó cuando su pareja empezó a vociferar, molesto porque decía que los vecinos habían causado daños en la casa de su madre.

Para calmarlo, la joven le dijo que dejara el conflicto en manos de la justicia, y estas palabras enfurecieron más a Dorado, quien le reclamó a su mujer que estuviera a favor de los vecinos.

Entonces, agredió a golpes a su pareja, quien sólo atinó a protegerse. Luego de unos minutos, y cuando el agresor paró de golpearla, la mujer intentó marcharse de la casa, pero el acusado se lo impidió y la amenazó.

La mujer se dio un baño y, al salir, el agresor volvió al ataque, esta vez armado con un cuchillo mientras la acusaba de supuestas infidelidades, asestándole una cuchillada en la pierna izquierda.

Mal herida, la víctima se trabó en lucha y logró que Dorado tirara el arma blanca, tras lo cual se le abalanzó, se le tiró encima y lo sujetó del cuello hasta que desvaneció al hombre.

La joven aprovechó la oportunidad para tomar a sus tres hijos y huir a la casa de su madre, desde donde alertaron a la policía, cuyos efectivos se dirigieron hasta la casa de Dorado y lo detuvieron.

Fueron hechas las diligencias dispuestas por el fiscal, entre ellas el secuestro del cuchillo utilizado en la agresión, y el examen médico de las lesiones, tras lo cual, López Ibarra sometió a Dorado a la audiencia de imputación, solicitó que permanezca detenido y ordenó medidas de protección para la mujer.