Por Florencia Bombini 
@florbombini

El drama de una pequeña de tres años ha superado los límites del Hospital de Niños de La Plata. Su historia es tan cruel que las voluntarias de ese centro de salud decidieron contar la delicada situación que está atravesando junto a su familia para poder recibir algún tipo de ayuda.

Jade Moscoso sufre problemas renales y su casa no tiene las condiciones necesarias para poder llevar adelante un tratamiento digno. Su estado es muy preocupante, ya que la precariedad de su hogar hizo que su salud empeorara. La nena vivía en Salta con sus siete hermanos y su mamá, Micaela.

Llegó a La Plata cuando tenía un año y medio para conocer a su papá, quien reside en esa ciudad y trabaja en las quintas, pero durante su estadía la menor sufrió una descompensación, por lo que fue trasladada al Hospital de Niños, donde le diagnosticaron una enfermedad renal, según el relato de Sandra Albornoz, una de las voluntarias que estuvo con la familia desde el principio.

La mujer aseguró que la situación es desesperante, ya que la mamá no tiene trabajo, a pesar de que fue lo primero que pidió cuando se instaló en La Plata, y al papá le pagan "con   verduras" y que "pocas veces lo hacen en efectivo".

Chapa y cartón

La familia, con los ocho hijos, vive en la localidad de Lisandro Olmos, en una casa muy humilde, que no cuenta con las condiciones necesarias para el estilo de vida que lleva la menor. "Es de chapa y cartón", señaló la voluntaria, quien detalló que les consiguieron "una heladera, que les va a llegar en estos días, para que, al menos, puedan refrigerar los medicamentos de Jade y un yogur especial que tiene que tomar debido a que está desnutrida".

Respecto al estado de salud de la nena, Sandra señaló que los médicos "están tratando de salvarle el único riñón que le funciona" y advirtió que necesita ser trasplantada, pero el temor de los profesionales es cómo resistirá la operación teniendo en cuenta las condiciones de su hogar. Además, Jade sufrió una infección a fin de año y debió ser intervenida quirúrgicamente.

Por eso, las voluntarias del Hospital comenzaron una campaña para recolectar materiales para poder construir un hogar que tenga las condiciones dignas para su tratamiento. "La nena no puede seguir esperando", cerró Albornoz. Quienes quieran ayudar, pueden comunicarse al (0221)153549978.