Se espera una amplia convocatoria (Archivo).

Un sector de la CTA Autónoma, partidos de izquierda y movimientos sociales convocaron para este miércoles a una "jornada de lucha" contra las reformas Laboral y Previsional, mientras el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, llamó a que el debate se realice en el ámbito legislativo y adjudicó cierta "intencionalidad política" a quienes se oponen.

Uno de los sectores convocantes, la CTA Autónoma, que responde al estatal Hugo Godoy y a Ricardo Peidro, realizará también un paro de 24 horas, además de participar de una marcha entre el Congreso y la Plaza de Mayo, en rechazo a las tres reformas propuestas por el Ejecutivo.

Asimismo, el gremio de los judiciales (UEJN), que dirige Julio Piumato, convocó a un paro a partir de las 10, con una concentración frente al Palacio de Justicia. 

De la movilización entre Congreso y Plaza de Mayo participarán también organizaciones que conforman el "triunvirato piquetero" -conformado por Barrios de Pie, la Confederación de Trabajadores de Economía Popular (CTEP), la Corriente Clasista y Combativa (CCC)- y partidos de izquierda. 

Triaca, por su parte, recordó que la CGT "ha hecho público" su apoyo a la reforma laboral y relativizó la oposición del Sindicato de Camioneros, que dirige Pablo Moyano, al responder que el gremio "está dentro de la CGT, y como parte de ellos, si la CGT acompaña, ellos deberán acompañar".

El ministro de Trabajo señaló que "hay algunas centrales (sindicales) que tienen vinculaciones con sectores políticos y manifiestan su oposición" a los proyectos, y señaló que, si bien hay que "escuchar las críticas", también hay que "correr el velo y ver qué hay detrás". 

"Hay voces disonantes que a veces tienen cierta intencionalidad política", dijo Triacca tras exponer en la 10ma. Conferencia Anual de Ecolatina. 

El ministro de Trabajo recordó que la iniciativa recogió los aportes de "los sectores más representativos" y destacó la predisposición del gobierno para escuchar las críticas.

"Somos optimistas para el año que viene porque, a partir de la reforma tributaria, y un reordenamiento laboral podremos mejorar la situación del empleo", dijo.

Además el Estado nacional y los provinciales "tienen que hacer mucho para sacar impuestos y alentar la creación de empleo. El Gobierno no cree que haya otras recetas", acotó.

Por otra parte, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, también aludió a las reformas, al hablar en el Consejo Interamericano de Comercio y Producción (CICyP). Dijo que el Gobierno ha propuesto "instrumentos concretos: transformaciones que se suman en materia laboral y bajas impositivas que se van a potenciar con la reforma tributaria, que siguen aliviando la carga a lo que es la generación de empleo, que es un objetivo central", destacó.

Elogió, además, a la "dirigencia sindical, enormemente responsable en su inmensa mayoría, constructiva, que ha buscado trabajar en conjunto, con reglas de juego claras, para definir un entorno competitivo, transparente. Para eso hay que convocar a todos", subrayó.

Sobre la reforma previsional, el diputado por Cambiemos Eduardo Amadeo defendió la fórmula de ajuste de haberes definida en el proyecto con sanción del Senado.

"Dará previsibilidad" al sistema, aseguró Amadeo, tras calificar como "una lotería" la fórmula actual y agregar que "durante la época de kirchnerismo los jubilados perdieron muchísimo dinero". Además dijo que "en todas partes del mundo la fórmula (para subir los haberes) es la inflación, porque permite mantener el nivel de ingresos de los jubilados".

En declaraciones a Radio con Vos, Amadeo dijo que la norma incluye el 82% móvil para los beneficiarios de la jubilación mínima, un reclamo histórico de varios sectores.

Amadeo sostuvo que el kirchnerismo "se gastó la 'guita' de los jubilados comprando computadoras, malgastaron el dinero del Anses, nos generaron inflación y nos han dejado este cuello de botella donde los argentinos tenemos que ver de dónde sacar 22.000 millones de dólares para pagar al sistema". "Esta es la herencia de los que hoy en día nos agreden", subrayó.

También habló el diputado nacional Alvaro González (PRO), según quién con la reforma previsional aprobada por el Senado, el gobierno de Mauricio Macri "intenta hacer sustentable el sistema previsional" y, a partir de la nueva fórmula de cálculo de haberes, los jubilados "no van a perder plata sino que van a mantener su poder adquisitivo".

Por último, el diputado del Bloque Justicialista por Salta, Pablo Kosiner, sostuvo que si la reforma previsional aprobada por el Senado "no estuviera enmarcada dentro del compromiso fiscal firmado entre los gobernadores y el gobierno nacional, sería de muy difícil tratamiento".

En declaraciones a FM Milenium, no descartó que se impulsen desde su bloque modificaciones para resguardar la "constitucionalidad" de la ley.

Fuente: Télam