Juan Román Riquelme, ídolo y vicepresidente de Boca Juniors, y su hijo Agustín deberán declarar mañana ante la Justicia en una causa abierta a raíz del escándalo provocado luego de que el adolescente, tras hacer un viaje de egresados a la ciudad mexicana, asistió un día después al superclásico ante River Plate por el torneo argentino.

La citación fue hecha por la fiscal Celsa Ramírez y se llevará a cabo vía videoconferencia, informaron fuentes judiciales.

Riquelme está acusado de “omitir recaudos en un evento masivo” en medio de la pandemia de coronavirus.

El 14 de marzo pasado, con motivo del superclásico entre Boca y River jugado en La Bombonera, se vio al ídolo xeneize junto a su hijo y allegados en uno de los palcos del estadio.

Agustín Riquelme había regresado al país pocas horas antes de un viaje de egresados a Cancún. En la delegación de jóvenes se reportaron 44 casos de coronavirus.

La contravención que se le imputa a Riquelme está prevista en el artículo 111 y fija una multa de 110.000 pesos o arresto por 60 días.

Tal como establece el protocolo sanitario, el joven debió haber realizado una cuarentena obligatoria.

El hijo del vicepresidente boquense, en tanto, fue imputado por violar el artículo 205 del Código Penal que castiga a los que no cumplan con la cuarentena para evitar la difusión de una enfermedad contagiosa.

Ver más productos

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Ver más productos