La dirigente salió desde el balcón de la casa donde fue trasladada. (AP)

El juez de instrucción penal de Jujuy, Pablo Pullen Llermanos, calificó el viernes la modalidad de detención de Milagro Sala como “sui generis”, en virtud de "la integridad física de la detenida" luego de que el jueves dispusiera el traslado de la líder de la Tupac Amaru a uno de sus domicilios, a instancias de las recomendaciones brindadas por la Comisión Internacional de Derechos Humanos (CIDH).

"Esto es una especie de detención sui generis. Yo no hice lo que la Corte pidió, no le di prisión domiciliaria, cambié el lugar de detención porque si una persona se encuentra en situación de riesgo, y me lo hacen saber los organismos internacionales, debo resguardar la integridad física de esa persona”, aclaró el magistrado.

En declaraciones a radio La Red, Pullen agregó que "nuestro país debe hacer los mejores esfuerzos para dar cumplimento a las peticiones realizadas en materia de derechos humanos por la CIDH. Yo he hecho el mayor esfuerzo, no he concedido una prisión domiciliaria".

El jueves Milagro Sala fue trasladada para cumplir la prisión preventiva a su domicilio de la localidad jujeña de El Carmen por disposición de Pullen Llermanos, luego de que el magistrado Gastón Mercau hiciera lugar a lo solicitado por el organismo internacional, el último 16 de agosto. Ambos magistrados entienden en las causas por las que Sala está detenida.

Antes del traslado, Pullen requirió la adopción de una serie de medidas de seguridad en el inmueble y en sus alrededores, por lo que hasta el viernes continuaban los trabajos de reacondicionamiento, además de que rigen allí idénticas restricciones a una prisión preventiva en un penal.

"Hay muchos presos por los que se tienen que hacer excepciones, por el riesgo que puede correr su vida, yo me he cansado de cambiar lugares de detención", contó el magistrado; y añadió que las "características de Sala" la diferencian del resto de la población carcelaria en virtud de que "es una dirigente social, una figura emblemática,y muchas cuestiones giran en torno a ella".

"Que estemos teniendo esta charla por ella, ya hace que tenga características diferentes”, ejemplificó al periodista y aclaró que "esto no significa que tenga privilegios". "No entiendo que eso sea así", definió.

La líder de la Tupac Amaru fue trasladada el jueves poco antes de las 16 desde la Unidad Penitenciaria N°3, más conocida como el Penal de Alto Comedero, hasta el inmueble ubicado en cercanías del Dique la Ciénaga, distante a unos 30 kilómetros de la capital jujeña.

En el lugar fue recibida por su esposo, Raúl Noro, y familiares directos, con una pancarta que rezaba "Bienvenida Milagro. Te saludan tus compañeros del galpón", y banderas de la organización barrial que dirige. El marco se completaba con dos efectivos de Gendarmería y dos agentes de la Policía jujeña.
A partir de ahora, Sala afrontará desde su domicilio las diferentes causas en su contra, entre las que figuran supuestos delitos como defraudación al Estado, extorsión, enriquecimiento ilícito y amenazas en grado de tentativa.

La palabra de Milagro

La dirigente social advirtió el viernes que la reclusión que cumple en una de sus viviendas "no es una (prisión) domiciliaria" y afirmó que la Justicia “no ha respetado la resolución” de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

En su primera entrevista tras ser trasladada el jueves desde el penal de mujeres de Alto Comedero, donde estaba detenida desde enero de 2016, a la casa del Dique la Ciénaga, la dirigente cuestionó las medidas de seguridad que ordenaron los jueces jujeños Gastón Mercau y Pablo Pullen Llermanos.

"Tengo un camión grandísimo acá de Gendarmería, también está la Policía de la provincia, tengo cámaras que rodean toda la casa, micrófonos. Esto no es una domiciliaria, no han respetado la resolución de la CIDH. No puedo creer que no lo respeten", afirmó en declaraciones a radio 750.
 

Fuente: Télam/DyN