El comunicado fue emitido el 17 de noviembre, dos días después de que se diera a conocer la desaparición del submarino "ARA San Juan" y expresa el cese de las celebraciones y agasajos hasta fin de año.

El "acta 1294" emitida por el jefe del Estado Mayor conjunto de la Armada Argentina, tuvo el propósito de dedicar todas los recursos a encontrar el sumergible. Por lo tanto, quedan aplazadas hasta nueva orden todas las "ceremonias, eventos de fin de año, torneo, jornadas de camaradería, etc".

A fin de año se realizan los ascensos y sus celebraciones, sin embargo, por el luto de la marina todos los elementos deberán dar prioridad a la única tarea de la búsqueda del navío.