La Corte Suprema dio marcha atrás por primera vez con la aplicación del beneficio del cómputo del 2x1 para los represores, que el propio tribunal había concedido en otro caso el 3 de mayo del año pasado. 

La sentencia por la que había habilitado el beneficio para un condenado por delitos de lesa humanidad generó reacciones del Congreso, que emitió una ley aclaratoria, y de organismos de derechos humanos.

A partir de ese escenario la Corte informó en un comunicado que resolvería otros reclamos sobre el mismo tema a la luz de la norma modificada. 

Ahora, la Corte emitió un fallo sobre un caso aplicando esa normativa. 

Se rechaza por "inadmisible" de un recurso que había presentado Jorge Humberto Appiani, un ex militar y abogado condenado a 18 años de prisión en la megacausa Area Paraná por secuestros y torturas de 27 víctimas. 

El nuevo fallo no exhibe fundamentos porque se basa en una fórmula llamada "280", un artículo del Código Procesal Civil que permite rechazar un planteo sin dar argumentos. 

En esta ocasión firmaron los jueces Lorenzetti, MaquedaRosattiHighton de Nolasco y Rosenkrantz no pusieron su firma ni votaron en disidencia. Rosatti, en cambio, admitió un cambio de posición ante la nueva legislación.

Su voto del año pasado decía que, con la ley que estaba vigente, un acusado de crímenes de lesa humanidad podía pedir el 2x1

Al cambiar la ley, ahora el juez cambió su postura sobre este  tipo de beneficios. Appiani recurrió a la Corte para pedirle el mismo beneficio que recibió el represor Luis Muiña al aplicarle la vieja ley del   2x1 que contaba dobles los días de prisión sin sentencia firme  desde el segundo año de detención.