Por Francisco Nutti
@FranNutti

Elisa Forti entiende perfectamente que la persistencia puede conseguir resultados extraordinarios. A sus 83 años, la bisabuela "runner", que nació en Italia pero llegó muy joven a la Argentina, revoluciona todas las carreras en las que participa. Su historia de vida es bastante particular: si bien siempre hizo actividad física, comenzó a correr a los 72, y ahora es una fuente de inspiración para miles de deportistas.

Madre de cinco hijos, que le dieron 11 nietos y tres bisnietos, no entiende de barreras. Su entrenamiento se nutre de una hora de trote por Vicente López todos los días "para renovar el chip" y volver a su casa con más energía. "Me considero amante del running y de la naturaleza", se define mientras espera por una nueva carrera que le tocará afrontar este fin de semana en San Juan, acompañada de su familia.

Además de entrenar, también tiene tiempo para escribir. Este año, presentó "Elijo Vivir", el libro en el que detalla los desafíos que aforntó, desde su Como natal hasta Buenos Aires, con alegrías y tristezas, pero con un mensaje contundente, que es su legado: disfrutar en todo momento y comprender que los sueños son el verdadero motor de la vida.

"El deporte que practico es individual porque sólo te enfrentás a vos mismo, pero también es grupal porque cada corredor que pasa te da aliento, la mano o un beso que te dan fuerza para seguir", asegura Forti, quien el año pasado logró su cuarto Cruce de los Andes (2013, 2015, 2016 y 2017), carrera extrema en la que se une Argentina y Chile, en una distancia de más de 100 kilómetros divididos en tres etapas.

Un ejemplo

Entre recuerdos y anécdotas, surge uno de 2016, cuando un joven se le acercó para abrazarla y decirle que un año atrás la había visto correr por televisión y que, desde entonces, se replanteó su forma de vivir. Es que para el mundo del atletismo, "la abuela que corre" se convirtió en una gran referente de esfuerzo y superación.

Actualmente, se ejercita en la semana y los domingos se reserva para practicar tenis, otro de los deportes que le gusta mucho. Además, dispone de una fanpage en su Facebook: FortiElisa, donde cuenta su día a día ante la mirada de más de 6.500 suscriptores, que la saludan y la motivan para seguir adelante.

En febrero viajó a Mendoza para subir al Aconcagua. Pero los responsables de la travesía consideraron que no estaba en condiciones físicas y no le permitieron llegar a la cima de la montaña más alta de América, a 6.962 metros de altura. Sin embargo, su caso despertó simpatía y admiración general al mismo tiempo, que se vio reflejada en los principales medios internacionales.

A diez años de haber descubierto el running, corrió unas 70 carreras en Argentina, Italia y España, muchas de ellas, acompañada por sus hijos y nietos. Amable, coqueta, siempre dispuesta a darlo todo por llegar a la meta. Elisa es un verdadero ejemplo de que si se quiere, se puede.

Ver más productos

San Juan Carlos Comay, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Juan Carlos Comay

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Macri se juntó con Alfredo Casero

Macri se juntó con Alfredo Casero

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

Ver más productos