El precio de la canasta básica alimentaria (CBA) aumentó 53,5% durante el 2018, por lo que una pareja con dos hijos requirió de $10.197,53 para comprar la cantidad mínima de comida y no caer por debajo de la línea de la indigencia, informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

En tanto, el precio de la canasta básica total (CBT), que además de los alimentos incluye una cantidad mínima de indumentaria y servicios, aumentó durante el año pasado 52,9% por lo que ese mismo núcleo familiar requirió de $25.493,80 y no caer por debajo de la línea de la pobreza.

Solo en diciembre, el costo de la CBA aumentó 0,7%; mientras que la total se incremento en 1,1%.

Con los valores del segundo semestre, el Indec elaborará la medición del Índice de la Pobreza, entendida esta como las personas cuyos ingresos no alcanzan para comprar un mínimo de indumentaria y el pago de servicios, además de alimentos.

También se elaborará el índice de la Indigencia, que son aquellos pobres cuyos ingresos ni siquiera alcanzan para compara la cantidad indispensable de comida para la subsistencia.

En el primer semestre del año, el Índice de Pobreza alcanzaba al 27,3% de las personas, dentro de las cuales 4,9% eran indigentes.

Esa medición estuvo por debajo del 28,6% del primer semestre del 2017, dentro del cual 6,2% eran indigentes.