El Jefe de Gabinete de la provincia de Buenos Aires, Carlos Bianco, aseguró este lunes que es "bueno" el nivel de cumplimiento de la cuarentena dispuesta en el AMBA para evitar contagios de coronavirus y especificó que la circulación en el transporte público y en las autopistas descendió "alrededor de un 30%”.

En declaraciones a El Destape Radio, el funcionario destacó que “la circulación a pie y la apertura de comercios también bajó", y evaluó que "los bonaerenses están dando una nueva prueba de conciencia y responsabilidad respecto de lo que está sucediendo y acatando la medida”.

Para Bianco, el endurecimiento del aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia de coronavirus "era muy necesario dado el empinamiento de contagios" que se estaban registrando.


En ese marco, no obstante, remarcó que "los resultados se van a estar viendo recién hacia el final de la cuarentena”.

Por otra parte, el jefe de Gabinete de la gestión encabezada por Axel Kicillof recordó que, desde el Ejecutivo bonaerense, se “multiplicaron la cantidad de camas de terapia intensiva" y detalló que existen actualmente unas 4.000 "entre el sector público y privado".

La ministra de Gobierno de la provincia de Buenos Aires, María Teresa García, dijo hoy que hubo "una baja del 25% de circulación en el AMBA", luego de las medidas de restricción al transporte público ante el avance del coronavirus y el aumento de los contagios.

 


"El viernes tuvimos reunión con los intendentes del AMBA y la restricción en el transporte público y la limitación en el transporte particular ha producido una baja de la circulación. Hasta el sábado hubo un 25% menos de circulación; veremos cómo funciona hoy", dijo la funcionaria en diálogo con FM La Patriada.

Apuntó que "habrá que ver los números de infectados en el día de hoy, ya que los fines de semana baja el número, pero creo que, hasta ahora, está siendo eficiente, en el sentido que hay que evitar la circulación para evitar que esa curva siga creciendo".

En ese marco, la funcionaria bonaerense dijo que en los últimos días, "la curva había picado muy alto" y que ahora se está "tratando de relentizar los contagios y la circulación para que soporte el sistema sanitario".

 

 

 


Sobre las próximas etapas del aislamiento social, preventivo y obligatorio, Teresa García advirtió que ,después de una posible etapa de flexibilización, empiezan a aparecer focos de contagio, y "habrá que cerrar un poquito para luego volver a abrir".

"Esperemos que pase rápido agosto y empiece el tiempo primavera que nos va ayudar también", subrayó.

Además, la ministra de Gobierno de la gestión de Axel Kicillof estimó que, "después de esta fase estricta, en el análisis que hagamos con los intendentes y especialistas podamos ir aflojando algunas actividades".

 

 

 


Al ser consultada sobre la declaración del jefe municipal de José C. Paz, Mario Ishii, quien lanzó una advertencia al proyectar la situación actual y compararla con la crisis de comienzos de 2001, García dijo que "Jose C. Paz es un distrito muy castigado económicamente", con "sectores muy vulnerables".

"No coincido con empatar con el 2001 porque en el 2001 había ausencia absoluta del Estado", dijo y agregó: "Hoy tenemos un Estado muy presente en materia de políticas sociales y también en materia económica, con un esfuerzo del Gobierno nacional y el provincial para darle una mano a las pymes, a las empresas con los ATP incluso a los sectores más humildes, y con la IFE se está tratando de diferir lo que sea impuestos".

En esa línea, remarcó que se está "haciendo un enorme esfuerzo para acompañar, porque la caída nos impactó a todos", pero opinó que el contexto " es diferente al de 2001".

 

 

A una semana de que comenzaran las restricciones de circulación para ingresar a la Ciudad de Buenos Aires, el Gobierno porteño informó hoy que descendió 9 por ciento la cantidad de vehículos que circularon por las autopistas mientras que el movimiento por las principales avenidas bajó 4 por ciento.

Según informó el Gobierno porteño, por las autopistas de la Ciudad "circularon hoy 34 mil vehículos, que significa una caída del 9 por ciento respecto al lunes pasado", pero si se lo compara con lo que ocurría quince días atrás, el movimiento disminuyó 17 por ciento.

Además, los sensores con los que la Secretaría de Transporte de la Ciudad mide el movimiento en las principales avenidas porteñas indicaron que hoy circularon 30 mil vehículos, lo que representa un descenso "del 4 por ciento respecto al lunes pasado y 11 por ciento menos que hace dos semanas".

 


De acuerdo a la consultora internacional TomTom, la congestión también bajó 9 por ciento en la última semana.

El Gobierno porteño señaló que "hay desplegados controles en accesos a la Ciudad, puntos internos dinámicos, Centros de Transbordo, corredores del Metrobus, estaciones de subte habilitadas y líneas de colectivos", los cuales son controlados por personal de comisarías, de la policía motorizada y de la División de Intervención Rápida de la Policía de la Ciudad, Agentes de Tránsito y Agentes de Prevención.

En total, desde que comenzó la cuarentena el pasado 20 de marzo, la Ciudad detuvo a 2.217 personas mientras que 33.773 fueron demoradas, notificadas o trasladadas al domicilio por violar la cuarentena. Además, en ese mismo tiempo se secuestraron 427 vehículos, en tanto que la línea 147 atendió en total 42.288 denuncias por violación de cuarentena y no uso de tapaboca (que tuvo 1.072 multas).

 

 

Ver comentarios