Según un sondeo de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa ( CAME), las ventas minoristas de los comercios pymes terminaron el primer mes del año con una caída del 1 por ciento, comparado a igual mes de 2017. 

Los resultados revelaron que el 45,1 % de los comercios consultados tuvieron caídas interanuales en sus ventas, el 39,9 % registró aumentos y el 15 % se mantuvo sin cambios.

"El comienzo del año tuvo un mes irregular para los comercios que sintieron la fuga de turistas al exterior y la mayor demanda  de autos y viviendas. Eso resintió el consumo corriente”, reveló el presidente de CAME, Fabián Tarrío.

Sólo cuatro rubros de los 19 evaluados crecieron. Estos fueron Juguetería y Librería, Materiales para la construcció, Farmacias y Neumáticos. 

Según el estudio, las ventas minoristas de los comercios pymes cerraron el primer mes del año con una baja de 1 % en la medición  interanual.

"El resultado no sorprende si se tienen en cuenta un conjunto  de factores que le restaron público a los negocios", consideró el informe.

En ese sentido, puntualizó que incidieron “la buena temporada turística local, que incrementó el gasto en servicios, y la mayor  cantidad de familias que este año eligieron veranear en el  exterior, frente a los precios más convenientes de otros destinos”.

“También el incremento en los patentamientos de autos que fue  récord en enero, y la mayor demanda de viviendas le restaron  liquidez a las familias para destinar a consumo corriente”, analizó.

Advirtió que los negocios cercanos a las fronteras con  Paraguay “siguieron muy afectados por el declive de ventas ya que  muchas familias cruzaron a comprar, especialmente indumentaria,  calzados, lencería y electrónicos”.

Aclaró que "en las ciudades turísticas hubo buenos volúmenes  de ventas y el mes terminó con un resultado moderado".