Por Florencia Bombini 
@florbombini 

El color rosa predomina en el mundo cuando el calendario marca que octubre ha comenzado. Las campañas de concientización, charlas, muestras, caminatas, empiezan a invadir la agenda de cientos de ciudades que no se quieren quedar afuera. Es que la lucha por el cáncer de mama, que se celebrará a lo largo del mes, dejó de ser una preocupación sólo de las mujeres mayores de 50 años y ha logrado conquistar cada rincón del planeta.

Son 31 días en los que el objetivo es que cada vez más personas conozcan la importancia de la detección precoz de esta enfermedad para que, con el correr de los años, las estadísticas comiencen a brindar un panorama más alentador. Hoy el cáncer de mama es el tumor más frecuente en las mujeres en todo el mundo.

Detección precoz es el término más importante que se repetirá a lo largo del mes, ya que, de esta manera, el cáncer presentará un elevado nivel de curación. Por eso es que médicos y pacientes que han superado esta enfermedad hacen hincapié en que tanto una mamografía, como el autoexamen mamario, son fundamentales para detectar el tumor a tiempo.

Una voz autorizada para hablar de esta patología es Fabiana Araujo, ex modelo y conductora del histórico programa Donna Moda, quien en 2011 enfrentó esta enfermedad y hoy es una de las representantes de la campaña de concientización realizada por la Fundación para la investigación, docencia y prevención del cáncer (FUCA).

En diálogo con Crónica, la conductora señaló que “han pasado varios años y me queda un recuerdo agridulce. Por un lado, la conmoción de recibir un diagnóstico de esas características, y por otro, pienso que fue una oportunidad para hacerme más fuerte, para poder contarla después, pero fundamentalmente, para reorganizar las prioridades de mi vida”. Recibir el diagnóstico es uno de los peores tramos a recorrer en este largo camino que implica dejar atrás la enfermedad. Al respecto, la ex modelo sostuvo que “en ese momento, uno no tiene la chance de decir ‘me despierto dentro de dos años y ya pasó’. Entonces, hay que tratar de llevarlo con energía. Hoy nadie está exento de pasar por un mal momento y hay que estar preparado. Yo digo que si me pasaron tantas cosas maravillosas, ¿por qué no me va a tocar algo que no sea así?”.

El mensaje de Fabiana Araujo hacia la sociedad está basado en dos claros conceptos: energía por un lado y prevención por otro. “Es una enfermedad que, gracias a Dios, está perdiendo esa mala prensa que tenía antes. Por eso, hay que atravesarla con la mejor onda, porque un día, al mirar para atrás, una va a poder decir: ‘La verdad es que no fue para tanto’. Para mí, un parto es más doloroso, más cruel, más allá que el fruto es maravilloso. Esto es algo que se cura, en cambio, una diabetes es una enfermedad crónica. Hay que ponerle esa visión de que se puede tratar y atravesar este período con dignidad”.

Su experiencia le permite hoy a la conductora insistir en el concepto de prevención (en su caso, había notado un bulto extraño en la mama derecha cuando se estaba colocando protector solar). “La detección precoz es sinónimo de curación, no hay que dejarse de hacer estudios. Hay tumores que descubre la misma paciente y hay que estar atenta a las señales que puede dar el cuerpo, si algo duele, si algo se modificó”, cerró la ex modelo.

Visión profesional

La Doctora Victoria Costanzo, médica especialista en oncología clínica y subjefa de la Unidad de Cáncer de Mama del Instituto Alexander Fleming, fue clara y concisa a la hora de hablar de los factores de riesgo para padecer cáncer de mama: “Lo principal es ser mujer y cumplir años”. Este tumor se presenta en el 99 por ciento de los casos en la población femenina, generalmente de entre 40 y 70 años.

Por eso, la concientización se basa en la realización de controles médicos a partir de dicha edad. Sin embargo, la doctora expresó que cerca de uno de cada tres casos detectados precozmente progresará a estadíos avanzados, es decir, el tumor migra de la mama y se expande a otros tejidos u órganos del cuerpo, conformando una metástasis.

En tanto, expresó la especialista, el 70 por ciento de los cáncer de mama son esporádicos y tienen un riesgo bajo. Mientras que los hereditarios son considerados de alto riesgo. Por eso, en estos casos, lo más recomendable es comenzar con estudios en edades más tempranas.

Avances positivos

En los últimos años, el tratamiento sistemático del cáncer de mama ha evolucionado y hoy existen opciones como terapias dirigidas a blancos moleculares que afectan solamente a células tumorales, a diferencia de la quimioterapia que ataca a todo el cuerpo. “Sin embargo, a pesar de las evidencias científicas, todavía un grupo importante de profesionales sigue indicando quimioterapia como primera opción, en algunos casos producto de prácticas arraigadas y en otros también por trabas que se interponen en el sistema de salud”, explicó la doctora Costanzo.

“Con estos adelantos, las pacientes pueden vivir más tiempo sin que su enfermedad progrese y sin recurrir a la quimioterapia, aumentando las chances de poder beneficiarse con algún otro desarrollo que se presente durante ese período”, cerró la especialista, que también formará parte de la campaña de concientización que se desarrollará durante este mes y cuyos objetivos están puestos en que la sociedad comprenda la importancia de la detección precoz y la necesidad de realizarse los controles médicos con frecuencia