El Producto Bruto Interno ( PBI) creció un 2,9% en 2017, el mayor avance desde 2011, tras haber registrado una caída de un 1,8% corregido en el año previo, según informó el Indec. En el cuarto trimestre del año último, el PBI -siempre de acuerdo con la estadística oficial- se incrementó un 3%, mientras que cotejado con el tercer trimestre, subió un 1%.

En base a la última medición, cuyo resultado se dio a conocer este miércoles, el Estado nacional estaría libre de pagar intereses por los cupones atados al PBI, ya que no alcanza el piso de 3% pautado en los contratos de colocación de esos títulos. Según las cifras del gobierno nacional, la economía acumula así 6 trimestres consecutivos de crecimiento sin estacionalidad, el ciclo más prolongado de crecimiento desde 2011.

El componente de la demanda agregada que traccionó el crecimiento en 2017 fue la inversión, que se incrementó 11,3%, marcando también en este rubro el mayor crecimiento desde 2011. El consumo privado también mostró un importante crecimiento, de 3,6% durante el año, lo cual, según el cálculo oficial, significaría que esta variable ascendió a un mayor ritmo que el PBI.

Su ascenso en el último trimestre de 2017, en la comparación interanual (contra 2016), fue de 4,8%, y de 1,3% sin estacionalidad. La inversión también lideró el crecimiento en el cuarto trimestre del año pasado, expandiéndose 20,7% interanual, y 7,4% sin estacionalidad, con respecto al tercer trimestre.

El incremento total de la inversión, según esta medición, fue impulsado por una suba del 23% en el rubro construcciones, y del 23,2% en equipo durable de producción.